EEUU: Menonita colaboraba con el narco en México

Las autoridades estadounidenses dieron a conocer el lunes una alianza donde participó un grupo de menonitas mexicanos acusados de cultivar toneladas de marihuana y de trabajar con un importante cártel de las drogas de México para enviar narcóticos a Estados Unidos.

Abraham Friesen-Remple fue uno de seis integrantes de una comunidad menonita asentada en Ciudad Cuauhtémoc, en el estado norteño de Chihuahua, que fueron acusados de contrabandear droga en los tanques de gasolina de vehículos y dentro de maquinaria agrícola.

Friesen-Remple fue sentenciado el lunes en Denver a 15 meses de prisión después de declararse culpable de usar un teléfono para facilitar la distribución de marihuana. Un juez dijo que era posible que saliera libre el mismo día porque ya cumplió la sentencia.

Las autoridades dicen que una asociación así para traficar no es nueva. Pero el caso de Friesen-Remple ilustra cómo los menonitas trabajaban con el cártel de Juárez.

"Ya tienes acceso a la frontera y mano de obra entrenada en términos de uso de maquinaria pesada y soldadura, y cualquier cosa que puedas encontrar en la comunidad agrícola", dijo Glenn Gaasche, supervisor en la oficina antidrogas en Colorado.

Agregó que los menonitas, hábiles soldadores, podían llenar con marihuana un espacio secreto dentro de maquinaria agrícola antes de cruzar la frontera.

El papel exacto del cártel no está claro. Pero Gaasche dice que este tipo de organizaciones delictivas controlan el lado de la frontera mexicana y posiblemente no dejarían pasar toneladas de marihuana sin obtener una tajada de las ganancias.

La investigación incluyó escuchas telefónicas en las que fueron grabadas 32.200 llamadas, tanto en español como en un dialecto alemán que utilizan los menonitas.

Las autoridades afirman que el grupo delictivo trasladó sus operaciones a Carolina del Norte a raíz de la detención de una persona que dirigía un taller de carrocería en Colorado Springs y que estaba involucrada en el caso.

Según documentos que obran en la corte, Friesen-Remple llevó un cargamento de marihuana --escondido en un bulldozer agrícola-- hasta una casa en Shelby, Carolina del Norte. Agentes de la DEA que espiaban el teléfono de Friesen-Remple se enteraron que alguien le daba instrucciones desde México.

Un mes después, un miembro del grupo narcotraficante, que cooperó como testigo, dijo a los agentes que Friesen-Remple entregó 714 kilogramos (1.575 libras) de la yerba. Los agentes encontraron la marihuana durante un registro en la casa del acusado, de acuerdo con los expedientes en la corte.

Friesen-Remple fue arrestado el 20 de agosto de 2013 en el punto de ingreso de Santa Testa en Nuevo México. El menonita se declaró culpable de usar un teléfono para facilitar la distribución de la marihuana.

En la lectura de la sentencia, el juez federal Philip Brimmer destacó que Friesen-Remple carecía de antecedentes penales y tuvo una participación limitada en la distribución de droga.

La comunidad menonita en Chihuahua se remonta a la década de 1920, cuando miles de menonitas emigraron de Canadá al norte de México para preservar un estilo de vida enraizado en la agricultura y el rechazo al servicio militar.

Los menonitas continúan dedicados a la agricultura y la ganadería en comunidades aisladas.