Nicaragua autoriza pensión reducida de vejez

El presidente de Nicaragua Daniel Ortega informó que otorgará una pensión a todos los adultos mayores que hayan cotizado más de 250 semanas en su vida laboral en respuesta a la demanda que ancianos que paralizaron el Seguro Social hicieron semanas atrás.

Ortega anunció que decidió derogar un decreto del gobierno de su sucesora Violeta Barrios de Chamorro que quitaba a los ancianos que cotizaron más de 250 semanas el derecho a la pensión reducida de vejez.

"Hemos decidido derogar ese decreto que fue el que provocó este problema, que nos heredó este problema financiero y ahora estamos ordenando una tabla para que los adultos mayores obtengan su pensión de acuerdo a las semanas que llegaron a cotizar", dijo Ortega en el acto de celebración del 34 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, al que asistieron miles de simpatizantes.

La ley del Seguro Social establece que cualquier ciudadano que aspire a obtener una pensión debe haber cotizado al menos durante 750 semanas al concluir su vida laboral.

En junio los ancianos exigieron al gobierno una pensión reducida de vejez por haber cotizado menos del tiempo mínimo establecido para retirarse y realizaron acciones durante seis días que incluyeron la toma de instalaciones del Seguro Social, provocando marchas a su favor de parte de jóvenes y enfrentamientos con la Policía.

Ortega dijo que tras la derogación del decreto, cualquier ciudadano que haya cotizado entre 250 y 400 semanas recibirá una pensión de 48 dólares mensuales, quienes hayan cotizado entre 451 y 600 semanas recibirán una pensión de 81 dólares y los trabajadores que hayan logrado cotizar entre 601 y 749 semanas obtendrán 113 dólares.

"Todo esto más el bono solidario", dijo Ortega, en referencia al complemento de 30 dólares mensuales que se da a los trabajadores del Estado que ganan menos de 200 dólares al mes.