Prensa china calla sobre protestas en Hong Kong

El gobierno chino le ha bloqueado al resto del país las noticias sobre las protestas a favor de la democracia que se realizan en Hong Kong, una restricción tan acuciosa que en los medios de prensa controlados por el Estado no ha aparecido ninguna imagen de las manifestaciones y al menos un hombre ha sido detenido por enviar mensajes sobre los acontecimientos.

Por el contrario, los medios de comunicación en la semiautónoma Hong Kong han estado transmitiendo ininterrumpidamente acerca de las multitudes manifestantes, mostrando estudiantes desarmados a quienes se impide avanzar con cercas y que tratan de protegerse con sombrillas del gas lacrimógeno y gas pimienta lanzados por policías antimotines mientras exigen una democracia más representativa en la otrora colonia británica.

El contraste pone de relieve las diferencias en el acuerdo "un país, dos sistemas" al que se comprometió el Partido Comunista de China cuando negoció la devolución de Hong Kong en 1997. Refleja además la extrema susceptibilidad de Beijing respecto a la perspectiva de que cualquier chispa posible de manifestación a favor de la democracia se propague a la parte continental del país.

"Las autoridades ven esto como un asunto de vida o muerte", dijo el columnista y analista independiente Zhao Chu, que reside en Shanghai. "No lo ven como un asunto local, sino como un detonador que puede derribar su mundo".

En Hong Kong, los medios NOW y Cable TV han realizado una cobertura completa de los acontecimientos en desarrollo, incluida la invasión de sedes gubernamentales por parte de líderes estudiantiles el viernes y los enfrentamientos con la policía el fin de semana.

El popular periódico Apple Daily de Hong Kong, partidario de la democracia, ha realizado su propia transmisión en vivo por internet con imágenes aéreas de las multitudes capturadas por una aeronave operada a control remoto.

___

Los periodistas de The Associated Press Ian Mader en Beijing y Kelvin Chan en Hong Kong contribuyeron a este reporte.