Video muestra a agente golpeando a joven mexicano

El cargo de delito grave por agresión agravada contra un agente de la Patrulla Fronteriza que fue captado en un video mientras le daba un golpe en el estómago a un inmigrante mexicano de 15 años podría reducirse a una simple infracción, según la fiscal del condado Santa Cruz a cargo del caso.

Aldo Arteaga, quien lleva casi 10 años con la agencia fronteriza, estaba apostado en Nogales, Arizona, cuando ocurrió el incidente el 30 de enero.

Arteaga compareció por primera ocasión ante el tribunal el martes en Nogales.

En videos mostrados a la AP, se ve a un agente sin identificar dándole un puño en el estómago al joven luego de, al parecer, atraparlo usando un teléfono celular, algo que no se les permite a los detenidos.

Los videos en blanco y negro carecen de audio. Muestran al adolescente encorvado con lo que parece un celular en su mano. Momentos después, el agente ingresa en la celda, toma el teléfono y golpea al chico en el estómago y lo derriba. El joven cae al suelo y se queda en posición fetal hasta que entra otro agente, patea su pie y lo lleva afuera.

Arteaga, quien se entregó a las autoridades la semana pasada luego de que una investigación interna fuera remitida a las autoridades del condado Santa Cruz, está suspendido. Fue amonestado y liberado.

Su abogado se negó a hacer comentarios. Sin embargo, en un documento presentado en el tribunal, su abogado dice que las acciones de Arteaga "eran necesarias y convenientes para ejercer sus funciones como agente federal, y no tenía ningún motivo aparte de cumplir sus deberes".

El abogado, Sean Chapman, ha solicitado al condado Santa Cruz trasladar el caso a una corte federal, alegando que el estado no tiene jurisdicción sobre un agente federal que realizaba un deber que estaba autorizado a realizar. Chapman dijo en la corte en Nogales el martes que estaba considerando la posibilidad de retirar la solicitud.

Liliana Ortega, quien está a cargo del caso, dijo en la corte que la estaba revisando de nuevo y está considerando la posibilidad de reducir el cargo de delito grave de asalto a un delito menor debido a que el joven tenía 15 años de edad en el momento del incidente. El estatuto de Arizona dice que el cargo de delito grave se aplica a una persona que tenga 18 años o más y agrede a alguien menor de 15 años.