Policía requisa peligrosa cárcel en Panamá

Las fuerzas de seguridad pública ocuparon el martes la cárcel de la provincia de Colón con el objetivo de buscar armas y drogas en ese antiguo centro penitenciario.

El viceministro de Seguridad, Rogelio Donadío, aseguró que se utilizaron bombas de simulación con humo dentro de la prisión, pero que no hubo enfrentamientos con los presos. Un detenido sufrió un ataque de epilepsia, pero fue controlado, agregó el funcionario.

Dijo que se ordenó la requisa luego de que la semana pasada se registró un incidente en que reclusos sacaron a relucir armas de fuego.

"Es increíble este centro... el hacinamiento y las condiciones extremadamente malas", dijo Donadío en declaraciones a la radioemisora RPC. Agregó que el centro, situado a 80 kilómetros al norte de la capital, alberga a unos 1.400 reclusos, de ellos alrededor de 100 mujeres.

El presidente Juan Carlos Varela destacó que la acción busca impedir el control de líderes de pandillas y de organizaciones de tráfico de drogas desde las cárceles.

La cárcel Nueva Esperanza de Colón es una de las más violentas de Panamá y en donde se han registrado asesinatos con armas de fuego.

La policía requisó recientemente la cárcel La Joyita, al este de la capital, en que decomisó armas, drogas, computadoras, celulares y hasta gallos de peleas en las celdas.

Los centros penales del país sufren de hacinamiento y demora en los procesos judiciales, según organizaciones de derechos humanos.