Australia: Un detenido en redadas antiterroristas

Un hombre fue detenido el martes en operaciones antiterroristas en la ciudad australiana de Melbourne, después de que la policía dijera que proporcionó dinero a un ciudadano estadounidense que combate con extremistas en Siria.

Hassan El Sabsabi, de 23 años, compareció brevemente ante un tribunal de Melbourne, acusado de seis cargos de proporcionar fondos de forma consciente a una organización terrorista. No se pronunció sobre su culpabilidad ni solicitó fianza.

La detención se produce una semana después de que la policía de Melbourne abatiera a tiros a un sospechoso de terrorismo que había apuñalado a dos agentes. El comisionado asistente de la Policía Federal Australiana, Neil Gaughan, dijo que Sabsabi no estaba relacionado con ese incidente.

El arresto del martes, señaló la policía, sigue a ocho meses de investigación tras un soplo del FBI. El detenido está acusado de dar unos 12.000 dólares a un ciudadano estadounidense para financiar su viaje a Siria, donde está combatiendo ahora, explicó Gaughan. Los hombres no están emparentados y se conocen principalmente debido a medios sociales.

El comisionado asistente declinó dar detalles sobre el estadounidense que lucha en Siria, salvo que lleva "una serie de meses" combatiendo allí.

Sabsabi no estaba implicado en la preparación de un atentado y no había una amenaza específica para el público, añadió. La policía cree que operaba por su cuenta, y se disponía a proporcionar más financiación.

Unos 100 agentes de la policía federal y estatal registraron siete propiedades en Melbourne antes del amanecer del martes, recogiendo gran cantidad de datos electrónicos, dijo Gaughan. No se incautaron armas.

Australia subió este mes su alerta por terrorismo al segundo nivel más alto, citando una amenaza interna planteada por seguidores del grupo miliciano Estado Islámico.

El fiscal Andrew Doyle indicó que las pruebas contra El Sabsabi incluyen 25.000 páginas de material de medios sociales y 500 llamadas y mensajes telefónicos.

El primer ministro, Tony Abbott, dijo al Parlamento que las agencias de seguridad sabían de 100 personas dentro de Australia que apoyan a grupos terroristas en el extranjero mediante reclutamiento o financiación. Añadió que los 630 millones de dólares australianos (550 millones de dólares) que se invertirán en inteligencia, policía y protección de fronteras en los próximos cuatro años incluyen 20 millones para la agencia Austrac contra el lavado de dinero para ayudar a evitar la financiación terrorista.

"Cualquiera que apoye a terroristas es cómplice de los espantosos hechos que llevan a cabo", dijo Abbott.

Numan Haider, de 18 años, fue abatido el martes pasado tras apuñalar a dos policías durante una reunión de rutina frente a una estación de policía de Melbourne. Los dos agentes se están recuperando.

Abbott dijo que el ataque de arma blanca tenía características inspiradas en el grupo Estado Islámico.

Hace dos semanas, la policía detuvo a 16 personas en varias redadas en Sidney y acusó a una de confabularse con el Estado Islámico en Siria para decapitar a una persona al azar. En los días posteriores se realizaron nuevos registros a menor escala, en lo que la policía describió como una operación en curso.