Lester-Shields, duelo de ases por el comodín

Hace dos años, los Reales de Kansas City concretaron el canje más arriesgado en la historia de la franquicia. Los Atléticos de Oakland hicieron una apuesta igual de osada el 31 de julio.

Para esto fue que los Reales adquieron a James Shields, el objetivo principal de la negociación con los Rays de Tampa Bay, que tiene al equipo en una postemporada por primera vez en 29 años. El apodo de Shields en Kansas City es de "Big Game James", por crecerse en juegos de vital importancia.

Para los Atléticos, Jon Lester representa la ficha que les faltaba para ir lejos en los playoffs. Estrella de los campeones Medias Rojas el año pasado, el zurdo se mudó a Oakland en la fecha límite para completar cambios para afrontar una instancia como esta.

Se trata del juego de comodines de la Liga Americana que se disputará el martes en Kansas City. El ganador pasará a medirse con los Angelinos de Los Ángeles en la serie de primera ronda a partir del jueves.

"Apenas llevo dos años aquí", dijo Shields el lunes. "Pero cuando me cambiaron, sabía de la magnitud que este equipo tenía en mira. Y al llegar acá, caminar por la ciudad, hablar con los fanáticos, la espera de 29 años, pues es un momento especial".

Los equipos tienen varias cosas en común: sus ofensivas fabrican carreras sin recurrir al bateo de poder, rotaciones fuertes y dos de los bullpens más dominantes en las mayores.

Pero también hay una importante diferencia: Oakland cuenta con mucha experiencia en esta clase de juegos, con tres años consecutivos en la postemporada. Kansas City, en cambio, languideció en los puestos de cola durante décadas.

Esa fue el principal motivo por el que Dayton Moore, el gerente de los Reales, obtuvo los servicios de Shields y el cerrador Wade Davis antes de la pasada campaña, a cambio del jardinero Wil Myers (un eventual Novato del Año) y el lanzador Jake Odorizzi a Tampa Bay.

Moore quería un as para la rotación, un pitcher con antecedentes de éxito en la postemporada. Alguien que ayudara a esculpir una juvenil rotación.

Shields cumplió. Su efectividad en este septiembre es de 2.31. Los Reales ganaron cuatro de sus aperturas, varias en situaciones al límite.

"Si te pones a analizarlo, es la clave principal. Fue el cambio que nos permitió dar el paso al frente definitivo", comentó Ned Yost, el mánager de los Reales. ¿Estaríamos en esta situación sin James Shields y Wade Davis? No. A mi juicio, el cambio produjo exactamente lo que buscábamos".

Mientras los Reales se expresaban complacidos con su as, los Atléticos seguían buscando el suyo. Ya tienen a varios abridores talentosos, pero su gerente general Billy Beane tenía presente los amargos fracasos de los dos años previos y seguía codiciando un pitcher para juegos decisivos.

Y se encontró que los Medias Rojas estaban dispuestos a traspasar a alguien con esas condiciones.

El cambio que Beane concretó con Boston, en el que obtuvo a Lester por el toletero Yoenis Céspedes, sorprendió en las mayores. Y si bien la ofensiva sufrió sin el cubano, Lester cumplió con su parte. Acumuló foja de 6-4 y efectividad de 2.35 en 11 aperturas desde que aterrizó en Oakland.

Ahora, afronta otra oportunidad para lucirse en la postemporada.

"Tenemos una enorme oportunidad al nuestro alcance", dijo Lester, quien en el pasada Serie Mundial se anotó dos victorias y registró efectividad de 0.59 ante San Luis. Con eso cualquiera hubiera sido el Jugador Más Valioso del clásico, pero David Ortiz se prendió con el bate.

La del martes en la noche será la apertura número 12 de Lester en postemporada, así como la 14ta aparición.

"Vamos a dejarlo a todo", dijo Lester, quien podrá declarase agente libre al final de la campaña. "Es algo impredecible. Podría ser mi última oportunidad".

Lester es como la kriptonita para los Reales. Tuvo foja de 3-0 con 2.61 de efectividad contra ellos en la campaña, incluyendo dos victorias en un lapso de dos semanas con Oakland. También lanzó un juego sin hits ante Kansas City en 2008.

"Tiene muchas virtudes similares a Shields", dijo el jardinero de los Reales Alex Gordon. "Es un competidor feroz".

Los Reales remaron por el título de su división hasta el último fin de semana de la temporada regular, cuando Detroit finalmente quedó primero en la Central. Los Atléticos, a contra vía, sufrieron de lo lindo y estuvieron a un tris de enfrentar a Seattle en un desempate para conseguir el wildcard.

Pero lo único que importa ahora es lo que ocurrirá en el Kauffman Stadium, entre dos pitchers abridores que fueron adquiridos específicamente para esto momento.

"En lo único que debemos enfocarnos es en este juego ante Oakland", apuntó Shields. "Si salimos de este, vamos a tener un poco más de margen de maniobra".