Kershaw se merece el Cy Young-JMV; el turno Trout

Clayton Kershaw trabaja cada cinco jornadas, mientras que un pelotero de posición sale a jugar todos los días. Los lanzadores, además, ya tienen su propio premio, el Cy Young.

Son viejos argumentos que hacen que un serpentinero rara vez sea considerado para el premio al Jugador Más Valioso de cada liga.

Le pese a quien le pese, no obstante, el zurdo de los Dodgers es un candidato en toda regla para completar el doblete como el Cy Young y Más Valioso de la Liga Nacional.

"Es el mejor", afirmó Bruce Bochy, el mánager de San Francisco. "No sé si puede existir un 'MVP' tan meritorio. Olvídense del Cy Young. Fíjense en los números que tiene, son de locos".

Estos son los números a los que se refiere Bochy sobre Kershaw, ganador del Cy Young en 2011 y 2013. Y hay que recordar que se perdió casi todo el primer mes de la temporada por una dolencia en la espalda.

-Primer lanzador en la historia que lidera ambas ligas en promedio de carreras limpias permitidas por cuatro años consecutivos, con 1.77.

--Esa efectividad es la más baja en la Liga Nacional desde 1995. Nadie le supera en victorias (21), juegos completos (6) y corredores embasados por inning o WHIP (0.86)

--Los Dodgers ganaron en 20 de sus últimas 21 aperturas.

"Si alguien propone a otro, es un idiota", sostuvo el primera base de los Dodgers Adrián González.

El último lanzador que logró acaparar ambos premios fue Justin Verlander, con Detroit en 2011. Y habría que remontarse a 1968 para el último doblete en la Nacional, conseguido por Bob Gibson de los Cardenales.

Para quienes argumentan que un lanzador abridor como Kershaw la tiene fácil con su carga de trabajo, se debe señalar que este año enfrentó a 749 bateadores. El bateador con más turnos esta campaña fue Ian Kinsler de los Tigres con 684.

Y es así que Kershaw debe ganar su tercer Cy Young en cuatro años, escoltado por el dominicano Johnny Cueto (Rojos) y Adam Wainwright, ambos con fojas de 20-9 en la campaña.

Como es posible que los votantes prefieran a un bateador por el JMV, entonces los nombres de Andrew McCutchen (Piratas) y Giancarlo Stanton (Marlins) son los primeros que suenan.

Pese a que una lesión en las costillas provocó que se perdiera un par de semanas en agosto, el jardinero central McCutchen lideró la Nacional en embasado (.410) y OPS (.952) y la etiqueta de ser considerado uno de los jugadores más completos del béisbol apuntalan su candidatura para repetir con el premio.

Un pelotazo en la cara puso fin a la temporada de Stanton, un jardinero derecho, el 11 de septiembre. Sin sus servicios, Miami perdió 11 de sus últimos 17 juegos.

Stanton acabó al frente del Viejo Circuito en jonrones (37) y slugging (.555), además de figurar segundo en impulsadas (105) y apenas dos puntos porcentuales detrás de McCutchen en OPS.

Pittsburgh avanzó a la postemporada como comodín por segundo año seguido, mientras que los Marlins quedaron fuera.

Aunque no se indique explícitamente en los criterios de la votación de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica, el que el equipo del candidato se clasificó a los playoff es un factor fundamental para el JMV.

En la Liga Americana, la potencia de Miguel Cabrera eclipsó en los últimos dos años la versatilidad de Mike Trout. Cabrera y sus Tigres llevan cuatro campañas seguidas como campeones de división, en tanto que Trout y sus Angelinos ya estaban de vacaciones en octubre.

Panorama diferente para Trout en esta ocasión: los Angelinos lograron la mejor marca de las mayores con sus 98 victorias.

Menguado por dolencias físicas, los números de poder del venezolano Cabrera declinaron, su OPS bajó de 1.078 a .895 y la zafra de jonrones declinó de 44 a 25. Cabrera fue superado por un compatriota en su propio equipo, ya que Víctor Martínez lideró la liga en OPS (.974) y quedó segundo en promedio de bateo (.335)

Martínez, sin embargo, se desempeña como bateador designado. Y Trout es el claro favorito, avalado por encabezar su circuito en carreras impulsadas (111) y anotadas (115), además de quedar tercero en jonrones, slugging y OPS. Lo único negativo es que su cuenta de ponches se ha disparado, de 136 a 184, al igual que la cantidad de boletos, de 110 a 83.

El venezolano Félix Hernández (Marineros) parecía encaminado a conseguir su segundo Cy Young de la Americana. Pero el ganador de 2010 flaqueó en el último mes y Corey Kluber (Indios) puso reñida la contienda con un notable septiembre.

El "Rey Félix" quedó primero en efectividad (2.14) y WHIP (0.92) y fue segundo en innings (236). Pero Kluber marcó el paso en victorias (18) y terminó segundo en ponches (269), dos detrás de David Price.

Donde Hernández marca una buena diferencia es con sus aperturas en las que lanzó al menos siete innings permitiendo dos o menos carreras limpias. Fue el mejor de las mayores con 23 de ese tipo, mientras que Kluber acumuló 19.

En otros premios:

--Novato del Año, Americana: El desertor cubano José Abreu (Medias Blancas) no tiene competencia tras una campaña con 36 jonrones, por más que no sea el típico novato.

--Novato del Año, Nacional: Jacob de Grom (Mets) con su efectividad de 2.63 y 114 ponches en 140 innings y un tercio por encima del veloz jardinero Billy Hamilton (Rojos).

--Mánager del Año, Americana. Buck Showalter, cuyos Orioles arrasaron en la división Este, pese a perder a tres pilares, Manny Machado, Chris Davis y Matt Wieters. Sería la tercera vez que Showalter gane el premio, después de hacerlo con los Yanquis en 1994 y con Texas (2004).

--Mánager del Año, Nacional. Bochy dirige a un equipo de San Francisco con varias limitaciones, que perdió por lesión al Matt Cain y luego debió sacar de la rotación a Tim Lincecum por su irregular desempeño. Pese a ello, los Gigantes le dieron a pelea a los Dodgers hasta la última semana.

____

Siga a Eric Núñez en Twitter: https://twitter.com/EricNunezAP