California adopta nueva ley sobre abuso sexual

El gobernador Jerry Brown anunció el domingo que firmó una ley que convierte a California en el primer estado del país que define cuándo "sí significa sí" y adoptó requerimientos que deben cumplir las universidades cuando investiguen reportes sobre abuso sexual.

Legisladores estatales aprobaron el mes pasado la iniciativa de ley SB967 del senador demócrata Kevin de León, en momentos en que estados y universidades en todo el país están bajo presión para cambiar la forma en que manejan las acusaciones de violación. Víctimas de abuso sexual en terrenos universitarios y grupos defensores de los derechos de la mujer enviaron peticiones a la oficina de Brown el 16 de septiembre instándolo a que firmara el proyecto de ley.

De León ha dicho que la legislación dará comienzo a un cambio de paradigma en la forma en que los campus universitarios en California previenen e investigan agresiones sexuales. En lugar de utilizar la frase "no significa no", la definición de consentimiento bajo la nueva ley requiere "un acuerdo afirmativo, consciente y voluntario para involucrarse en actividad sexual".

"Con una de cada cinco mujeres padeciendo agresión sexual en los campus universitarios, llegó la hora de que la conversación respecto a la agresión sexual sea cambiada a una de prevención, justicia y sanación", dijo de León al tratar de influenciar sobre Brown para que firmara la iniciativa.

La legislación señala que el silencio o ausencia de resistencia no constituye consentimiento. Bajo la ley, alguien que está ebrio, drogado, inconsciente o dormido no puede otorgar consentimiento.

Legisladores dijeron que el consentimiento puede ser no verbal, y universidades con políticas similares han delineado ejemplos como un asentamiento con la cabeza o acercarse más a la persona.

Defensores de víctimas de agresión sexual apoyaron el cambio considerando que proporcionará consistencia en todos los campus universitarios y refutará el concepto de que las víctimas deben haberse resistido a la agresión para que sean válidas sus acusaciones.