Arraigan a buque por derrame de petróleo en Chile

El buque de bandera filipina que derramó 3 mil litros de petróleo en la Bahía de Quintero quedó con arraigo nacional hasta que no se esclarezca su responsabilidad en el desastre ecológico que no sólo derivó en la contaminación de mariscos, sino que también afectó a pingüinos que habitan la zona.

Las autoridades advirtieron que el barco arriesga multas que podrían superar los 210 mil dólares, en caso de comprobarse su responsabilidad.

El Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) rescató a dos pingüinos contaminados con petróleo, que fueron llevados a un centro asistencial debido a su delicado estado de salud.

Junto a estos se rescataron también ocho aves de otras especies que también fueron afectadas por la contaminación. El encargado nacional de Rescate Animal de Sernapesca, Mauricio Ulloa, afirmó que en caso de aumentar el número de ejemplares dañados se aplicarán medidas de contención.

"Por ahora hemos encontrado un número bien acotado de ejemplares afectados por el petróleo, pero si aumentan significativamente, tenemos un plan de contención para montar un hospital clínico veterinario de campaña", afirmó a radio Universidad Católica de Valparaíso.

El gobierno reconoció el sábado el "grave daño ambiental" que provocó el derrame del hidrocarburo, ocurrido la madrugada del miércoles en la refinería operada por la estatal Empresa Nacional del Petróleo, ENAP, en Quintero, 154 kilómetros al noroeste de Santiago.

Los pescadores artesanales de caletas cercanas se sumaron a las labores de limpieza para evitar que el hidrocarburo ingrese al área de extracción de pescados y mariscos. Otros, protestaron en las calles en demanda de una indemnización.