Ali y Brown se reúnen años después de 'cumbre'

Muhammad Ali estaba contra las sogas por negarse a su reclutamiento en el ejército, y Jim Brown quería ayudarlo. Pero primero, el legendario jugador de fútbol americano deseaba escuchar los motivos del campeón de boxeo para no prestar servicio a las fuerzas militares durante la Guerra de Vietnam.

Así que Brown encabezó a un grupo de prominentes atletas de raza negra, quienes hicieron una serie de preguntas a Ali durante un encuentro de dos horas en Cleveland, en junio de 1967. Ali no eludió las preguntas pero defendió sus principios. Mencionó que sus creencias religiosas le impedían unirse a las fuerzas castrenses.

Aquella docena de deportistas, incluidos Bill Russell y Kareen Abdul-Jabbar, salieron de la reunión y manifestaron su apoyo a Ali, en un momento en que el campeón era una de las figuras más polarizantes de Estados Unidos.

"La gente obtuvo las respuestas que deseaba", recordó Brown el sábado.

Han pasado casi 50 años desde esa reunión, conocida ahora como la "Cumbre de Ali". Varios participantes, incluidos Brown y Russell, acompañaron otra vez a Ali el sábado, en la ciudad natal del legendario boxeador.

Brown recibió un premio que lleva el nombre de Ali, por su labor humanitaria.

Mientras posaba para las fotos con Alí, de 72 años, Brown se inclinó y le susurró algo al ex monarca de los pesados. Posteriormente, Brown comentó que le había dicho: "eres el mejor de todos los tiempos".

Entre los demás ganadores del Premio Humanitario Muhammad Ali figuraron Susan Sarandon, actriz galardonada con el Oscar, así como Common, artista del hip-hop que ha obtenido el Grammy. Otros ganadores incluyeron a media docena de adultos jóvenes de todo el mundo, honrados por sus labores humanitarias.

Pero la atención se centró en aquel encuentro de hace décadas en Cleveland, cuando Ali estaba en una situación vulnerable y el grupo de deportistas le manifestó apoyo en la pelea de su vida. Varios participantes se reunieron en el Centro Muhamad Ali, unas horas antes de la ceremonia del sábado.

Ali, quien lucha contra el Mal de Parkinson, se unió al grupo poco antes de la entrega de los premios en un hotel céntrico.

El boxeador fue despojado de su cetro mundial en 1967, cuando estaba en su mejor momento, y se le declaró culpable de incumplir con una orden de reclutamiento. Ali se vio enfrascado en una contienda legal que terminó en 1971, cuando la Corte Suprema federal se pronunció en su favor.

Ali recuperó el título de los pesados en 1974, al imponerse a George Foreman. Un año después, apabulló a Joe Frazier en Manila.

El último título de Ali llegó en 1978, cuando se impuso a León Spinks.