Los Brown critican disculpa de policía de Ferguson

Los padres de Michael Brown se dijeron indolentes por la disculpa del jefe de la policía de Ferguson, Missouri, semanas después de que su hijo de 18 años muriera a tiros a manos de un agente de la policía.

En entrevista con The Associated Press el sábado, la madre de Brown, Lesley McSpadden, se dijo a favor de que el jefe de la policía, Tom Jackson, fuera despedido. El padre del adolescente, Michael Brown Sr., indicó que en vez de una disculpa preferiría ver que el agente que disparó contra su hijo fuera arrestado por el incidente del 9 de agosto.

"Una disculpa sería que Darren Wilson fuera esposado, enjuiciado y acusado de asesinato", dijo Brown Sr.

Wilson es blanco; el adolescente era negro. El incidente detonó días de violentas protestas y disturbios raciales en una comunidad de mayoría negra. Algunos residentes y activistas de derechos civiles han dicho que la respuesta de los agentes de la policía fue sumamente agresiva, subrayando el uso de gas lacrimógeno y de innecesarios vehículos y equipo militar. Brown Sr. dijo que los saqueos que han manchado las protestas son "irrespetuosos", pero sostuvo que la gente tiene el derecho de protestar con base en la Primera Enmienda.

"Va a seguir habiendo disturbios hasta que hagan lo que debería hacerse", agregó McSpadden en referencia a los policías de Ferguson.

Jackson publicó un video en que pide disculpas a la familia Brown y a la comunidad, y en el que reconoció que el cuerpo de Brown debería haber sido levantado de la calle mucho antes de lo que se hizo. Los restos del adolescente quedaron tendidos y descubiertos por más de cuatro horas mientras la policía reunía evidencia.

"No quiero palabras, quiero acciones", exigió McSpadden en la entrevista con la AP.

Los padres, vistiendo playeras con mensajes sobre su hijo, hablaron vacilantemente sobre sus emociones tras la muerte del adolescente. McSpadden dijo que se siente perdida e imponente, y que su vida nunca será la normal de nuevo. "Tengo que encontrar una nueva normalidad", dijo con la voz entrecortada.

"Me siento vacío", dijo Brown en voz baja. "Ya no hay nada ahí. Es difícil llenar ese hueco con otra felicidad".

Los padres de Brown acudieron a Washington para reunirse con legisladores y persuadir al Congreso para que apruebe una ley que exigiría que los policías porten cámaras de video durante su interacción con civiles. También solicitaron al Departamento de Justicia a hacerse cargo de la investigación sobre el incidente. El Departamento de Justicia de antemano investiga si los derechos civiles de Brown fueron violados, y un gran jurado sopesa la posibilidad de formular cargos contra Wilson.

"Todos vieron lo mismo, que estuvo mal, (que fue) una injusticia", dijo McSpadden. "¿Por qué no respondieron con una acusación?"

___

Jesse J. Holland está en Twitter como: http://www.twitter.com/jessejholland