Sentencian a jefe narcotraficante en Washington

El jefe de una organización que traficaba drogas y armas y que tenía vínculos directos con un violento cártel mexicano fue sentenciado a 27 años de prisión.

Cristian Berrelleza Verduzco, de 31 años, y su hermano Víctor eran los líderes en Estados Unidos de una poderosa organización delictiva mexicana que estaba ligada al cártel de Beltrán Leyva, de acuerdo con la fiscal federal del estado de Washington, Jenny Durkan. Su padre, el presunto líder de una organización del narcotráfico, es un fugitivo en México, subrayó la fiscal.

Berrelleza dirigió el contrabando de metanfetaminas y heroína desde México a Estados Unidos y posteriormente llevaba armas a territorio mexicano, de acuerdo con los expedientes en el tribunal. Durante conversaciones telefónicas intervenidas, frecuentemente amenazó con herir o matar a personas que creía le habían fallado, agregó Durkan en un comunicado.

"Esta sentencia nos ayuda a protegernos de un hombre y una organización muy peligrosos", dijo Durkan después de que el fallo fue dictado el viernes. "Este acusado amasó enormes ganancias del flagelo de la adición a la heroína. El y su familia pretendieron controlar la cadena completa de suministro, desde el cultivo de la amapola, pasando por la producción de la heroína, hasta la venta en este distrito. Y así como cruzaban al norte sus drogas, querían llevar a México armas de fuego de alto poder para causar más violencia relacionada con los cárteles".

Brad Bench, el agente especial a cargo de los Investigadores de Seguridad Nacional en Seattle, dijo que Berrelleza dirigió una operación multimillonaria de tráfico de heroína y metanfetaminas desde un pequeño vecindario en el Condado Snohomish. Fueron necesarias agencias municipales, estatales y federales en tres estados para desmantelar la organización, indicó Bench.

"Alimentó el hábito destructivo de los adictos de Washington e impulsó la violencia de los cárteles mexicanos con dinero proveniente de las drogas", dijo el agente.

En sus apuntes previos a su sentencia, Berrelleza negó ser un asesino o que haya traficado armas de fuego a México, pero reconoció haber trasladado armas a Arizona.

El hombre fue arrestado en Arizona en 2011, fue enjuiciado y deportado pero regresó al estado de Washington para continuar sus actividades ilegales, informó la fiscalía.

Después de una larga investigación de agentes federales, las autoridades detuvieron a Berrelleza y otras 29 personas en marzo de 2012 y los acusaron de 20 cargos relacionados con drogas y armas de fuego. En abril de 2013, se declaró culpable de cinco de esos cargos y la fiscalía aceptó desechar 15 acusaciones.

El año pasado, Víctor Berrellez Verduzco fue sentenciado a 20 años de prisión y su hermano Iván recibió una pena de siete años.

Al dictar la sentencia, el juez federal de distrito Robert Lasnik dijo que los tres hermanos se encuentran en prisión en Estados Unidos debido a las acciones que fueron "puestas en marcha por su padre".

Lasnik dijo que si el acusado "es deportado de Estados Unidos, no deberá regresar a territorio estadounidense sin permiso por escrito de la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional".