'Magical Girl' gana máximo premio en San Sebastián

El cineasta español Carlos Vermut ha ganado este año el máximo galardón a la mejor película por su largometraje "Magical Girl" y también el premio al mejor director en el Festival de Cine de San Sebastián.

La cinta, una coproducción franco-española, tiene en el reparto a Luis Bermejo, José Sacristán, Barbara Lennie y Lucía Polla, y es la segunda de Vermut después de que se estrenara como director con "Diamond Flash".

"Magical Girl" es un drama del crimen en la tradición del film noir (con muchos tonos y lugares oscuros) que tiene como escenario Madrid y hace referencia a las historietas manga de Japón. La película se llevó la Concha de Oro y Vermut la Concha de Plata.

La cinta narra la historia de Alicia, una niña con cáncer terminal que sueña con tener el vestido oficial de la serie de dibujos animados japoneses "Magical Girl Yukiko".

Su padre, Luis, hará lo que sea para hacer realidad el sueño de su hija enferma, pero todos los personajes se ven envueltos en una trama de chantaje y destino irresistible.

"El cine es un viaje que no haces solo", declaró Vermut cuando se le entregó la Concha de Oro a la mejor película.

"Me gustan más los personajes que las tramas, y en el anterior premio ya salí como personaje", agregó.

El premio Concha de Plata al mejor actor fue para Javier Gutiérrez por su papel de uno de los integrantes de una pareja de policías en la cinta de suspenso "La Isla Mínima", que dirigió Alberto Rodríguez.

Como castigo por una falta que cometieron, ambos policías son enviados a investigar la desaparición de dos adolescentes en una aldea remota firmemente anclada en el pasado. Ahí deben hacer frente con su inteligencia a un asesino brutal.

La verdadera ganadora es la atmósfera de la película, dijo el camarógrafo Alex Catalán, quien recogió el premio a la mejor filmografía por la cinta en la que Gutiérrez tiene el papel estelar.

La actriz danesa Paprika Steen ganó la Concha de Plata a la mejor actriz por su papel en la cinta "Stille Hjerte" (Corazón callado), que dirigió Dane Bille August.

Durante el festival, dos actores, el estadounidense Denzel Washington y el puertorriqueño Benicio del Toro, fueron galardonados la noche anterior con el premio Donostia en reconocimiento a sus carreras.

Washington y Del Toro recibieron los premios durante una gran ceremonia en la ciudad turística costera de San Sebastián, en el norte de España.