Veterano político catalán niega corrupción

El ex presidente de la región de Cataluña negó el viernes haber cometido actos de corrupción durante sus 23 años en el poder, pero no reveló detalles sobre la fortuna que ocultó en el exterior durante tres décadas.

Jordi Pujol, de 84 años, fundó la alianza política Convergencia y Unión que gobierna la región, de la cual fue presidente de 1980 a 2003.

Pujol dijo ante el Parlamento en Barcelona que el dinero provino de una herencia superior a los dos millones de dólares que le dejó su padre en 1980.

El veterano político compareció bajo una intensa presión política que se desató tras su revelación en julio de que no había declarado una cantidad no especificada de dinero a las autoridades durante más de 30 años.

Pujol enfrentó un violento cuestionamiento de legisladores durante su comparecencia y fue abucheado por manifestantes mientras abandonaba el Parlamento catalán.

En enero, la Oficina Nacional de Investigación del Fraude ordenó a familiares de Pujol que revelaran información sobre sus asuntos financieros.