Incendio paraliza aeropuertos de Chicago

Un incendio en un centro de control de tráfico aéreo cerca de Chicago, presuntamente causado por un empleado externo, paralizó dos de los aeropuertos de mayor tránsito aeronáutico del país, debido a lo cual hubo retrasos y cancelaciones de vuelos en toda la red de viajes en la nación.

El empleado de una empresa contratista fue encontrado con quemaduras y heridas de navaja que él mismo se causó, en tanto que las autoridades descartaron rápidamente que se tratara de un incidente relacionado con el terrorismo.

Sin embargo, la parálisis de llegadas y salidas en los aeropuertos O'Hare y Midway suscitó interrogantes inmediatas en cuanto a si la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés) tiene planes de respaldo adecuados para mantener el tránsito de aviones durante el cierre de una sola de esas instalaciones.

Para entrada la tarde, fueron cancelados unos 1.950 vuelos de salida y llegada en Chicago. Unos cuantos vuelos fueron reanudados alrededor del mediodía después de una parálisis de casi cinco horas. Las aeronaves redujeron su frecuencia de vuelo, según las autoridades, y nadie tenía la seguridad de cuándo se reanudaría plenamente el servicio.

Las autoridades no disponían de inmediato información sobre el posible motivo del incendio.

El fuego comenzó en la madrugada y obligó a evacuar el centro de control en Aurora, 65 kilómetros (40 millas) el oeste de Chicago. El cierre fue el segundo imprevisto desde mayo en una instalación de tráfico aéreo en el área de Chicago.

Las cuadrillas hallaron al sospechoso de causar el incendio en el sótano, donde iniciaron las llamas. Se desconoce si el empleado externo pretendía suicidarse, dijo Thomas Ahern, portavoz de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, que participaba en la investigación.

El individuo, de 36 años, trabajaba para una empresa contratista de la FAA que suministra y mantiene los sistemas de comunicaciones en las instalaciones de tránsito aéreo, dijo Jessica Cigich, portavoz de Especialistas Profesionales de Seguridad en la Aviación, el sindicato que representa al personal técnico de la FAA.

El individuo fue transportado a un hospital y según las previsiones sobrevivirá al incidente.

"Desconocemos cuál era su estado mental en aquel momento", declaró Ahern. Esa persona utilizó gasolina como acelerador de las llamas, agregó.

Las autoridades se disponían a registrar la casa del sospechoso en la localidad cercana de Naperville. No se han presentado cargos y el nombre del sospechoso es mantenido en reserva.