Chipre desaloja a migrantes de buque

Cientos de migrantes, que se cree son refugiados sirios, fueron desalojados el viernes de un buque de crucero por una unidad de elite de la policía chipriota.

La vocera policial Nicoletta Tyrimou dijo a The Associated Press que casi 300 personas fueron desalojadas antes del amanecer luego de horas de negociaciones en vano para que abandonaran voluntariamente el barco. Habían insistido en que se los llevara a Italia.

Un grupo de 62 individuos habían desembarcado voluntariamente cuando el crucero atracó en Limassol, el principal puerto de la isla en el Mediterráneo oriental.

El ministro de Justicia, Ionas Nicolaou, dijo a la emisora estatal RIK que la policía intervino "cuidadosamente" para presionar a que los migrantes abandonaran el barco "sin emplear la violencia".

Las 345 personas, entre las cuales hay 52 niños, serán alojadas, alimentadas y atendidas por médicos en un centro de recepción cerca de Nicosia, la capital, hasta que las autoridades resuelvan su destino.

El buque crucero había rescatado a los migrantes de su pequeña embarcación, que envió un pedido de auxilio el jueves por la madrugada en medio de un mar agitado.

Tyrimou dijo que la embarcación aparentemente zarpó del puerto sirio de Latakia y que los migrantes parecían ser sirios que huían de la guerra civil.

No estaba claro cuál sería su destino.

Nicolaou dijo que se estudiarán los casos individualmente para determinar si algunos solicitarán asilo en Chipre u otro país europeo o tratarán de encontrarse con familiares en otra parte.