Lluvia alivia lucha contra el fuego en California

Un día de lluvia provocó grandes avances el jueves en la lucha contra un incendio forestal en el norte de California, reduciendo dramáticamente el número de viviendas amenazadas por las llamas de varios miles a solo cientos.

Además, las órdenes de evacuación en dos comunidades bajaron de nivel de obligatorias a voluntarias, dijo el departamento del jefe de policía del condado de El Dorado en un comunicado. No estuvo claro de inmediato cuánta gente seguía fuera de sus viviendas.

La lluvia trajo temores de inundación y condiciones peligrosas en la gran zona arrasada por el incendio King al este de Sacramento, pero siguió siendo un alivio y una ayuda para los bomberos. Una advertencia de inundación repentina en vigor durante horas se suspendió por la noche.

Al final del día, bomberos estatales dijeron que menos de 300 estructuras seguían amenazadas por el fuego. La cifra era de 12.000 al principio de la jornada.

El incendio estaba contenido en un 55% -- desde el 43% del inicio de día -- y no mostró ningún avance tras quemar casi 150 millas cuadras (cerca de 390 kilómetros cuadrados) y destrozar una docena de viviendas cerca de la localidad de Pollock Pines.

Los meteorólogos dices que durante el fin de semana podría haber más lluvias, y se mantiene el temor a que pueda originar deslaves de tierra y deje carreteras resbaladizas complicando así la lucha contra incendios, dijo Dana Welsh, portavoz del Servicio de Bosques de Estados Unidos.