Resolución árabe contra Israel es derrotada

Una resolución con respaldo árabe que pedía prestar atención especial a Israel por su presunto arsenal nuclear fue derrotada el jueves en una conferencia anual de la agencia de energía atómica de las Naciones Unidas.

Los países reunidos en la conferencia general de la Agencia Internacional de Energía Atómica votaron 58-45 en contra de la resolución, con 27 abstenciones.

Con respaldo de 18 estados árabes, incluida Siria, la resolución expresaba "preocupación respecto a las capacidades nucleares israelíes", instando a Israel a unirse al Tratado de No Proliferación Nuclear y a poner sus instalaciones atómicas bajo supervisión internacional. En general se considera que el estado judío posee armas nucleares, pero se niega a confirmarlo.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu aplaudió el resultado de la votación, calificando la resolución como un esfuerzo "para dañar a Israel". Fue el segundo año consecutivo en que la resolución que busca censurar al gobierno israelí es sometida a votación y derrotada en la reunión de la AIEA.

Al presentar la resolución en Viena, el embajador kuwaití Sadiq Marafi criticó lo que calificó como "actitud provocativa y agresiva" de Israel y describió al país como "el único obstáculo en el camino para crear una zona sin armas nucleares en Oriente Medio".

El embajador israelí Merav Zafari-Odiz, aunque aceptó con agrado el resultado, cuestionó "cómo podría esperarse un diálogo genuino entre bandos regionales cuando nuestros vecinos árabes continúan escogiendo el camino de la condena y acusación contra Israel en cualquier escenario internacional posible".

Estados Unidos se opuso a la resolución. La enviada estadounidense Laura Kennedy dijo que "reduce la confianza entre las partes regionales y disminuye la perspectiva de un diálogo constructivo".

Por separado, la conferencia voto 117-0, con 13 abstenciones, en favor de una resolución presentada por Egipto que pidió a "todos los estados de la región" unirse al Tratado de No Proliferación Nuclear.