El Atlético gana en Almería y presiona a Barcelona

El Atlético de Madrid mantuvo su invicto en la liga española al llevarse el miércoles la victoria 1-0 de visita al Almería y le puso presión al líder Barcelona, que juega a continuación en Málaga.

Un gol del central brasileño Miranda a los 60 minutos decantó la balanza para el equipo entrenado por el argentino Diego Simeone, quien cumplía el último de sus cuatro partidos de sanción en el campeonato. Simeone constató desde la grada la tercera victoria en cinco fechas del vigente campeón, actualmente en el segundo lugar de la tabla de posiciones con 11 puntos, por 12 del Barsa.

En partidos simultáneos, el Rayo Vallecano se impuso en la agonía por 2-1 al Athletic de Bilbao, gracias a dos goles de Leo Baptistao (39 y 88), que remontaron el tanto inicial de Aritz Aduriz (20) por el equipo vasco; y el Villarreal, actual séptimo clasificado, sacó un empate 1-1 en cancha del recién ascendido Eibar, después de nivelar la diana de Mikel Arruabarrena (8) con un golazo de Gerard Moreno (71).

La jornada se completa con los cotejos Granada-Levante y Sevilla-Real Sociedad.

El martes, el Real Madrid, quinto con nueve puntos, goleó 5-1 al Elche con cuatro goles de Cristiano Ronaldo.

Sin el ariete Mario Mandzukic, lesionado, y con el atacante mexicano Raúl Jiménez en la banca, el Atlético se las ingenió para generar peligro a área del Almería a partir de las incursiones de Jorge Resurreción "Koke" y Arda Turan. El destino habitual de sus centros no era otro que Raúl García, quien remato dos veces en la primera mitad, y en ambas el arquero Rubén Martínez se mostró sólido.

También probó Tiago Cardoso desde larga distancia, con idéntico resultado; pero la mejor ocasión antes del descanso llegó como es habitual en el equipo de Simeone: en tiro de esquina lanzado por "Koke" y cabeceado por el uruguayo Diego Godín a manos del arquero. Toda una premonición.

El Almería, mientras, exhibía buenos movimientos al contragolpe, aunque carentes de mordiente arriba, por lo que Miguel Moyá vivió una plácida noche bajo palos.

En la segunda parte entró Saúl Ñíguez por el Atlético y los rojiblancos ganaron en capacidad de ruptura, controlaron mejor las réplicas locales y finalmente cobraron ventaja por la vía esperada: tiro de esquina de "Koke" e inapelable cabezazo de Miranda, ganando la acción a sus defensores en el primer poste. Era el tercer tanto del brasileño en el torneo y cuarta asistencia del internacional español, todas a balón parado.

El italiano Alessio Cerci tuvo el segundo del Atlético en el tramo final, pero su remate se estrelló en el arquero.

Un tanto de Aduriz fruto de una excelente jugada colectiva puso en ventaja al Bilbao, pero un error del arquero Gorka Iraizoz permitió nivelar a Baptistao, nuevamente decisivo en el desenlace, cuando vio premiada su insistencia en un doble remate con el gol de la victoria rayista.

Arrabuarrena resolvió una jugada enmarañada en el área del Villarreal para subir el 1-0 en favor del Eibar, pero Moreno niveló tras del descanso con un estupendo zurdazo combado al rincón.