Colombia publica borrador de acuerdo de paz

El gobierno de Colombia y el principal grupo rebelde del país han comenzado a publicar parte del borrador de un acuerdo de paz en un esfuerzo por frenar la especulación y acabar con "versiones descabelladas" sobre el proceso de paz a espaldas de la ciudadanía.

Las 65 páginas de documentos publicados el miércoles corresponden a tres de los seis puntos de la agenda en que las dos partes ya se han puesto de acuerdo: la reforma agraria, la participación política de los rebeldes desmovilizados y cómo combatir conjuntamente las drogas ilícitas.

"Al principio del proceso decidimos no publicar los acuerdos para proteger el proceso. Pero hemos considerado que ya ha avanzado lo suficiente como para hacer público lo que hemos acordado", dijo el presidente colombiano Juan Manuel Santos a los periodistas en la entrada principal de la sede de la ONU.

"Damos a conocer hoy a los colombianos la totalidad de los borradores conjuntos de lo acordado hasta el momento", dice un comunicado conjunto fechado en La Habana, donde se llevan a cambio las negociaciones.

Desde fines de 2012, el gobierno de Santos y la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia adelantan en Cuba un proceso de negociación para tratar de poner fin a 50 años de confrontaciones entre las partes.

Los que se oponen a las conversaciones han acusado al presidente Santos de ignorar las atrocidades cometidas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y de entregar a sus líderes demasiado poder en negociaciones a puerta cerrada en La Habana.

"Hay todo tipo de especulación sobre lo que se ha acordado", dijo Santos a los periodistas en Nueva York, donde ha sostenido una apretada agenda de reuniones al margen de la Asamblea General de la ONU en busca de apoyo internacional a las conversaciones de paz. "Parte de la especulación tiene la meta clara de engañar a la opinión pública"

Santos se reunió el miércoles con la primera ministra noruega Erna Solberg y con la presidenta chilena Michelle Bachelet. Ambas le expresaron su total apoyo en el proceso de negociaciones de paz, dijo el presidente.

Los documentos publicados parecen tener pocas sorpresas y una gran cantidad de detalles no resueltos.

Sobre el sensible tema de cómo las FARC harán la transición a un partido político, las dos partes acordaron separar preliminarmente una cifra a determinarse de escaños en el Congreso para ex guerrilleros y activistas que representen las zonas más golpeadas en 50 años de guerra.

León Valencia, ex guerrillero y analista, dijo que la publicación de los documentos demuestra que las dos partes se sienten cada vez más confiadas de que se llegará a un acuerdo, aunque quedan por resolver algunos temas espinosos, entre ellos la implementación de un cese al fuego y pedir cuentas a los rebeldes por abusos a los derechos humanos.

"Está claro que ambas partes piensan que el proceso es lo suficientemente sólido como para enfrentar escrutinio y provocar controversia", dijo Valencia.

Refiriéndose al proceso de paz, Santos dijo que un tercer grupo de víctimas de las FARC viajarán a Cuba el 2 de octubre, lo que describió como paso aplaudido por la comunidad internacional.

"Es la primera vez que un país y un grupo de negociadores que están negociando en un conflicto permite o invite a las víctimas para que expresen directamente su dolor, sus aspiraciones a cómo se debe proteger y garantizar sus derechos", indicó Santos.

El presidente dijo que a medida que se logren más acuerdos se decidirá si también se harán públicos.

Por otra parte, en La Habana, el negociador gubernamental Humberto de La Calle leyó una declaración que expresó su optimismo por el impacto de la medida de Santos en la generación de confianza de los colombianos en las negociaciones de paz.

"Tenemos que reconocer que estos esfuerzos de transparencia (como comunicados conjuntos y declaraciones sobre la marcha del proceso) no han sido suficientes y han dejado un margen demasiado grande a la especulación, incluso a la especulación malintencionada", dijo De La Calle a periodistas rodeado de su delegación.

"Cada ciudadano podrá ahora constar lo que hemos venido diciendo", agregó el funcionario. "Verán que hemos informado lealmente".

____

Claudia Torrens reportó desde Nueva York. La reportera Andrea Rodríguez colaboró con este despacho desde La Habana.