Fiscal de FIFA pide divulgar informe de corrupción

En una decisión que exhibe las tensiones existentes dentro del equipo que investiga presuntos actos de corrupción en la asignación de las sedes de los mundiales de 2018 y 2022, el fiscal Michael García embistió de nuevo contra las reglas de la FIFA donde se establece que su informe no será del conocimiento público.

El miércoles García dio a conocer un comunicado en el que llama al comité ejecutivo de la FIFA a permitir la "publicación apropiada" del informe de 430 páginas enviado por su equipo al organismo rector del fútbol mundial.

La junta directiva encabezada por Joseph Blatter puede hacer que se cumpla el deseo del abogado estadounidense con una decisión a tomar en su reunión de dos días que inicia el jueves.

No obstante, la declaración de García pareció una respuesta directa a un comunicado emitido horas antes por la FIFA a nombre del juez de la comisión de ética, Joachim Eckert.

En él, Eckert dio plena responsabilidad a García para abrir casos contra autoridades que están bajo investigación por su conducta en la asignación de las sedes del Mundial a Rusia y Catar.

"Dado el papel limitado que Eckert establece para la comisión de adjudicaciones, creo que ahora es necesario que el comité ejecutivo de la FIFA autorice la apropiada publicación del informe del proceso de asignación de las sedes del mundial de 2018 y 2022", escribió García.

Los jaloneos muestran la manera en que una pesquisa sobre corrupción podría afectar la imagen de la FIFA, ya manchada por los escándalos y el proceso de reforma al organismo.

El 5 de septiembre el fiscal envió los primeros bocetos de su informe a Eckert, que de acuerdo con ambos sólo han sido vistos por ellos dos y sus asistentes, pero por nadie en la FIFA.

El viernes pasado ambos se presentaron en una conferencia organizada por la comisión de ética de la FIFA y dieron versiones diferentes sobre las reglas de confidencialidad establecidas en el código de ética de la FIFA a las que deben someterse.

García dijo que mantener el informe en secreto causaría un "perjuicio" a los aficionados al fútbol que desconfían de la FIFA, a quienes nunca se informaría qué autoridades de la FIFA fueron acusados y por qué cargos.

Eckert estaba de acuerdo con las reglas que permiten la divulgación limitada del informe de acuerdo con su veredicto, que al parecer se dará a conocer en abril.

El juez alemán también adelantó que no haría sugerencias en torno al posible retiro de las sedes a Rusia y Catar. La decisión de hacer una nueva elección recae en la junta directiva de FIFA, dijo.

Al parecer la comisión que encabeza Blatter tiene la autoridad de interpretar el código de ética que se aprobó el 17 de julio de 2012, el mismo día que nombró a García y Eckert.

En el comunicado del miércoles que envió García no quedó claro si quiere que los informes iniciales se den a conocer inmediatamente o que se adopte el compromiso de revelar posteriormente partes clave del informe.

A García lo apoyan integrantes de la junta de FIFA, entre ellos Sunil Gulati, quien encabezó el grupo que presentó la candidatura de Estados Unidos para organizar el mundial de 2022 y perdió ante Catar por 14 votos contra 8.

"El compromiso para la divulgación es clave", dijo Gulati en torno a la reunión de dos días que se realizará en Zurich. "Veremos si tenemos el apoyo de alguien".

Los vicepresidentes del organismo Jeffrey Webb, el príncipe Alí de Jordania, y Jim Boyce, también han pedido que el informe se haga público.

García sostuvo que la publicación sería consistente con "los comunicados emitidos por diversos integrantes de la junta directiva, con las ideas expresadas recientemente por el presidente de la comisión de independiente de gobierno, Mark Pieth, y con los objetivos del proceso de reformas".