Combates pese al alto el fuego en Ucrania

Fuego de mortero impactó durante la noche contra un bloque de apartamentos en la ciudad de Donetsk, en manos rebeldes, en otra violación del alto el fuego declarado hace semanas entre fuerzas gubernamentales ucranianas e insurgentes prorrusos.

Si bien ambos bandos afirman que se están registrando progresos en el cumplimiento de un acuerdo para retirar artillería pesada del frente, Kiev acusó a los rebeldes de violar el cese de fuego.

"La situación sigue siendo difícil", dijo el vocero del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa ucraniano, coronel Andriy Lysenko. "Los destacamentos ucranianos respetan el régimen del cese de fuego, pero los terroristas siguen con sus provocaciones", dijo en alusión a los separatistas.

Añadió que ocho soldados fueron heridos en los combates durante la noche, pero que no hubo muertos.

Más de 3.000 personas han fallecido en el conflicto desde mediados de abril, mientras que infraestructuras clave como aeropuertos y puentes están completamente destrozados por los bombardeos.

La oficina del alcalde de Donetsk informó de dos ataques, uno el martes por la noche y otro en la madrugada del miércoles. En uno de ellos, un proyectil de mortero impactó contra un bloque de apartamentos.

La agencia de noticias RIA Novosti citó a los rebeldes diciendo que dos personas habían muerto en el ataque, pero la oficina del alcalde no tenía información sobre víctimas.

El alto el fuego entre los rebeldes y las tropas ucranianas se ha respetado en gran parte desde que ambas partes lo acordaron el 5 de septiembre.

En conversaciones durante el fin de semana, los dos bandos accedieron a retirar su artillería pesada, estableciendo una zona neutral entre ambos frentes. Los rebeldes dijeron el miércoles que estaban aplicando ese acuerdo, al igual que los ucranianos.

Occidente y Ucrania han acusado a Moscú de apoyar a los rebeldes con armas y voluntarios desde el inicio del conflicto. La OTAN ha informado también de la presencia de soldados rusos luchando en suelo ucraniano.

El teniente coronel canadiense Jay Janzen, portavoz militar de la OTAN, dijo a la Associated Press el miércoles que la organización había sido testigo de "una significativa retirada de fuerzas convencionales rusas de dentro de Ucrania", pero añadió que "algunos soldados todavía permanecen". Dijo que era difícil saber el número exacto, ya que se mantienen en movimiento a lo largo de la frontera, controlada en su mayoría por los separatistas.

___

John-Thor Dahlburg contribuyó a este despacho desde Bruselas