Goodell se reúne con ex jugadores de NFL

El comisionado de la NFL Roger Goodell y su asistente Troy Vincent se reunieron el martes con 11 ex jugadores de la NFL, quienes advirtieron que la liga debe actuar de inmediato cuando surja una acusación de violencia doméstica.

Durante un encuentro de tres horas y media, cuyo objetivo era mejorar las políticas de la liga sobre conducta extradeportiva de los jugadores, los ex deportistas señalaron también que los equipos deben rendir cuentas cuando surgen problemas de mal comportamiento.

"Una pregunta hecha en la sala indicó: 'cuando ocurre un arresto, ¿hay que sacar del terreno a un jugador o permitir que juegue mientras continúa el proceso en forma independiente?''', dijo Vincent, vicepresidente de operaciones deportivas de la NFL. "En forma unánime, todos respondieron, 'hay que sacarlo del campo, seguirle pagando y permitir que continúe el proceso'''.

A la reunión acudieron el integrante del Salón de la Fama Mike Singletary, además de Matt Birk, Eddie Mason, Patrick Kerney, Willie McGinest, Roman Oben, Marty Lyons, Charles Way, Tony Paige, Scott Turner y Robert Porcher. Hay más reuniones planeadas entre la liga y ex jugadores.

La NFL prevé también encuentros con jugadores en activo y dueños de los equipos.

"Creo que el tiempo comenzó a correr a partir del viernes y no prescindiremos de ninguna conversación", dijo Vincent, en referencia a una conferencia de prensa realizada ese día, cuando Goodell anunció que la liga analizaría cómo y cuándo debe sancionar a los jugadores por violar sus políticas.

"Comenzamos esta discusión para la gente para la que esto es más importante, los jugadores y los dueños", añadió Vincent. "Vamos a comenzar hablando con algunos de nuestros 'líderes de opinión'"

La liga ha sido fuertemente criticada por su política de comportamiento personal luego de varios episodios de violencia que han involucrado a jugadores como Ray Rice, Adrian Peterson, Greg Hardy, Ray McDonald y Jonathan Dwyer.

Goodell ha reconocido que manejó inadecuadamente el castigo inicial a Rice por golpear a su entonces prometida en el ascensor de un hotel.

De acuerdo con Vincent, el encuentro se tornó emotivo por momentos, cuando los jugadores enfatizaron la necesidad de "cerciorarse de que todos asuman su responsabilidad".

Singletary, un linebacker legendario de los Bears, destacó la importancia de encontrar "quién es la persona más influyente en la vida de un jugador", y luego transmitirle el mensaje de que si ese jugador no puede aceptar las reglas de la sociedad y de la liga, "hay una larga fila de personas que quieren ocupar su lugar y que están dispuestas a aceptar esa responsabilidad".