Bayern Múnich le baja los humos al Paderborn

Al compás de dos goles de Mario Goetze, Bayern Múnich despachó el martes 4-0 al recién ascendido Paderborn y escaló a la cima de la Bundesliga.

Ante el equipo revelación del campeonato, Goetze y el polaco Robert Lewandowski marcaron antes del cuarto de hora para bajarle los humos al Paderborn, que se presentó al feudo del Bayern como el líder.

Goetze y Thomas Mueller, estrellas de la selección de Alemania campeona del mundo, anotaron los otros dos goles, a los 78 y 85 minutos, respectivamente.

Pese al contundente marcador, Paderborn supo plantarle cara al Bayern y desperdició varias ocasiones de gol. El modesto club debuta en la máxima división del fútbol alemán y cuenta con un presupuesto que es 25 veces menor al equipo dirigido por Pep Guardiola.

"Bayern está en una liga aparte", dijo Uwe Huenemeir, el capitán del Paderborn.

"Comenzamos bien y tuvimos algunas ocasiones, pero Bayern es un equipo de clase mundial", añadió Andre Breitenreiter, el entrenador de Paderborn. "Pudimos hacer los correctivos defensivos tras los primeros dos goles. Fuimos por el gol al final del partido y ahí Bayern supo aprovechar los espacios para anotar".

Bayern ahora lidera la Bundesliga con dos puntos de ventaja sobre Mainz, que empató 2-2 en su visita al Eintracht Francfort.

En otros resultados, Schalke se llevó una victoria 3-0 de visita a Werder Bremen y el local Hoffenheim empató 3-3 con Freiburgo.

Hasta esta temporada, la fama de Paderborn se debía más que nada a un episodio vergonzoso. El club, entonces en la tercera división, se vio involucrado en uno de los partidos manipulados por el árbitro Robert Heyzert. Eso fue en 2004, en el mayor escándalo de arreglo de partidos en el fútbol alemán.

Esta temporada, sin embargo, del Paderborn solo se habla por cosas positivas. Con un estilo frontal, este equipo con un feudo que apenas tiene capacidad para 15.000 aficionados logró mantenerse invicto en las primeras cuatro fechas.

Pero no pudo con la potencia y variedad de recursos del Bayern, en el que la sobriedad del español Xabi Alonso en el mediocampo fue clave en el trámite.

Goetze, autor del gol que le dio a Alemania la victoria 1-0 ante Argentina en la final del Mundial, recibió un pase de tacón servido por Mueller para abrir el marcador.

Lewandowski aumentó con un remate de volea desde el borde del área, aunque pareció que estaba en posición adelantada.

"Fue esencial imponer nuestra autoridad. Paderborn la pasó mal desde el arranque", comentó el delantero holandés, quien participó en la jugada del primer gol y luego asistió en el cuarto.