Menos presos en las cárceles de EEUU

La población de las prisiones federales se redujo el año pasado en unos 4.800, la primera vez en varias décadas que baja la cifra de reclusos, según el Departamento de Justicia.

En un discurso programado para el martes en Nueva York, el secretario de justicia Eric Holder se aprestaba a afirmar que el Departamento de Justicia espera poner fin al actual año fiscal la semana próxima con una población carcelaria de unos 215.000 presos.

Esa cifra representa una reducción de casi 5.000 con respecto al recuento de hace un año. También sería la primera vez desde 1980 que la población de las prisiones federales baja durante el curso de un año fiscal.

Además, las cifras internas de la Oficina Correccional proyectan una baja de más de 2.000 presos en el año próximo y casi 10.000 en el subsiguiente, según extractos de sus declaraciones.

La tasa de delitos ha bajado junto con la población carcelaria, dijo Holder, lo que demuestra que las penas de prisión más prolongadas de lo necesario no mejoran la seguridad pública.

"De hecho, lo contrario es lo más probable", agregó. Sus declaraciones fueron preparadas para presentar en una conferencia en la facultad de derecho de la New York University organizada por el Centro Brennan para la Justicia.

Holder ha trabajado en el último año para reducir la población carcelaria que considera costosa y exagerada.