Jefe saliente de la OTAN destaca logros

Cuando Anders Fogh Rasmussen tomó la conducción de la OTAN, algunos pronosticaron que la alianza pasaría rápidamente, como el Pacto de Varsovia, al basural de la historia.

Cinco años más tarde, al finalizar su período como 12do secretario general de la OTAN, Estados Unidos, Canadá y sus aliados europeos nuevamente enfrentan a los rusos y un conjunto de amenazas a la seguridad occidental más diverso y desconcertante que nunca.

"Debemos estar preparados para enfrentarlas a todas, sea una amenaza convencional a nuestro territorio o lo que yo llamaría una guerra híbrida como hemos visto en Ucrania --una sofisticada mezcla rusa de operaciones militares convencionales y campañas de información y desinformación-- o el terrorismo como lo vemos en Irak o ciberataques o ataques con misiles", dijo Rasmussen a la Associated Press en unas entrevista de despedida.

"Todo esto es parte del ambiente de seguridad actual y la OTAN debe estar preparada para proteger nuestras sociedades y nuestras poblaciones de todas esas amenazas", dijo Rasmussen.

El danés de 61 años finalizará su período como principal funcionario civil de la alianza el 30 de septiembre. En uno de sus últimos actos oficiales, se aprestaba a pronunciar un discurso en la Academia Militar de West Point en las próximas horas.

Rasmussen dijo a la AP que no tiene nada que deplorar.

"Hemos reformado nuestra alianza, dinamizado las estructuras, de manera que en general podemos decir que hemos reducido la grasa y fortalecido los músculos durante mi período como secretario general", dijo. "Espero y confío que esto será recordado durante algunos años".

Lo sucederá el ex primer ministro noruego Jens Stoltenberg el 1 de octubre.

Semanas atrás, los jefes de estado o gobierno de la OTAN se reunieron en Gales, donde emitieron una lista de tareas que incluye reforzar las defensas de los miembros de la alianza en Europa central y oriental temerosos de las intenciones del presidente ruso Vladimir Putin y prevenir cualquier maniobra hostil del Kremlin.