El ejército israelí derriba un avión sirio

El ejército israelí derribó el martes por la mañana un avión de combate sirio que había entrado en su espacio aéreo sobre los Altos del Golán. El incidente, el primero de su clase en varias décadas, agravó las tensiones en la inestable región.

El ejército israelí dijo que "nave siria se infiltró en el espacio aéreo israelí" el martes por la mañana y sus fuerzas "interceptaron la nave en vuelo, empleando el sistema de defensa aérea Patriot".

No se especificó qué clase de aeronave se había derribado, y las circunstancias del incidente eran "inciertas", indicó el ejército.

Una fuente de defensa la identificó como un avión de combate Sukhoi Su-24 de fabricación rusa. Antes se había informado de que podría tratarse de un MiG. La fuente indicó que el avión sirio penetró 800 metros (2.600 pies) en el espacio aéreo israelí, e intentó volver a Siria después de que se disparase el misil Patriot.

La tripulación logró abandonar el avión a tiempo y aterrizó en territorio sirio, añadió el ejército israelí.

Se trata del primer incidente de esta clase registrado desde la guerra en Líbano de 1982, indicó la fuente, que habló bajo condición de anonimato al no estar autorizada a hablar con los medios.

Israel se ha mantenido en buena parte al margen de la guerra civil siria que se libra al otro lado de la frontera. Pero los líderes en Tel Aviv parecen cada vez más nerviosos por la posibilidad de que combatientes vinculados a al-Qaida ocupen los Altos del Golán, que se alza sobre el norte de Israel.

El ministro de Defensa, Moshe Yaalon, dijo que el avión había entrado en Israel "de forma amenazante" y prometió responder a cualquier intento similar en el futuro.

"No permitiremos que ningún elemento, ya sea un grupo terrorista o un estado, amenace nuestra seguridad e infrinja nuestra soberanía", indicó. "Estamos comprometidos primero y antes que nada con asegurar la seguridad de los ciudadanos israelíes y emplearemos todos los medios a nuestra disposición para hacerlo", dijo.

Israel ha evitado tomar partido en los tres años de guerra civil en Siria, aunque las tropas israelíes han respondido a fuego de mortero ocasional caído sobre el lado israelí del Golán. Tel Aviv dice que algunos de los proyectiles cayeron en su territorio de manera fortuita, mientras que otros se apuntaron de forma deliberada hacia soldados y civiles israelíes. Israel siempre ha considerado a Siria responsable de cualquier fuego transfronterizo.

Israel y Siria son enemigos acérrimos y han librado varias guerras. Sin embargo, y pese a sus hostiles relaciones, la gobernante familia Assad en Siria ha mantenido las fronteras con Israel tranquilas durante casi 40 años.