Fanático de LeBron podrá volver al graderío

LeBron James ha vuelto a la arena de Cleveland. Uno de sus más fervientes admiradores podrá hacer eso mismo.

James Blair, a quien los Cavaliers prohibieron entrar al Quickens Loans Arena luego de que invadió la cancha durante un encuentro entre los Cavaliers y Miami en 2013, podrá ingresar de nuevo al inmueble.

Al entrar a la cancha, Blair llevaba una camiseta que en la parte frontal llevaba un mensaje escrito por el mismo, en el que le manifestaba a James "te extrañamos". En la parte posterior, le pedía "vuelve en 2014".

Blair pasó unos segundos en la cancha con la superestrella de la NBA durante el encuentro del 20 de marzo de 2013, antes de que el personal de seguridad se lo llevara. James dijo que no se sintió amenazado por el fanático, e incluso avanzó para darle una palmada en la cabeza, mientras los guardias lo escoltaban a la salida.

Los Cavs informaron el lunes que ejecutivos del club se reunieron con Blair y decidieron levantarle la prohibición por tiempo indefinido que le habían impuesto, al considerar que no representaba un riesgo de seguridad. El equipo comenzó a revisar la medida tomada contra Blair antes de que James firmara un contrato para volver con los Cavs a partir de la próxima temporada.

Un vocero del equipo dijo que no se consultó a James para levantar la prohibición. Cuando ocurrió el incidente, James dijo que no consideró peligrosa la situación con Blair.

"Me dijo que me echaba de menos y me pidió por favor que volviera", dijo James. "Esto ocurrió una vez antes, en el (Madison Square) Garden, así que yo no estaba preocupado. Hay detectores de metales, así que todo estaba bien".