Alianza del Pacífico: Mercosur es político

Los presidentes de Chile, Perú, México y Colombia dijeron el lunes que, a diferencia de Mercosur, la Alianza del Pacífico no tiene componentes políticos sino que se trata de una unión pragmática de países con intereses comunes.

"Mercosur tiene un componente político, nosotros estamos enfocados en el comercio", dijo la presidenta chilena Michelle Bachelet durante una conferencia junto al mandatario peruano Ollanta Humala, el mexicano Enrique Peña Nieto y el colombiano Juan Manuel Santos en Nueva York.

Los cuatro presidentes dijeron que no compiten con el Mercado Común del Sur y que simplemente unieron sus fuerzas en el 2011 para promover "un imán de inversión". De hecho, esperan poder trabajar más con la otra unión económica de países.

"Somos optimistas de que con Mercosur hayan más que métodos arancelarios, queremos crear espacios comunes", dijo Humala. "Espero que lleguemos a un punto de entendimiento".

Mercosur está formado por Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay, Venezuela y Bolivia.

Chile, Colombia, México y Perú crearon la Alianza del Pacífico hace dos años como un mecanismo de integración económica. Los cuatro mandatarios se mostraron optimistas respecto a una mejora de la economía en sus países el año que viene y destacaron que el principal problema que enfrenta Latinoamérica es la desigualdad.

Más de 237 millones de habitantes suman la población de los cuatro países, que representan más del 50% del producto interno bruto de la región.

Por su parte, Peña Nieto habló de la reforma energética que está llevando a cabo su país y dijo que espera que el año que viene inversores internacionales puedan ya visitar nuevos campos de explotación de hidrocarburos.

"Hemos llevado a cabo la Ronda Cero que fue la definición de los campos de explotación y exploración que PEMEX conservará para los próximos años y que le puede garantizar una explotación del orden de 2.5 millones de barriles diarios en los próximos 20 años", dijo Peña Nieto.

Los mandatarios latinoamericanos se encuentran en Nueva York con motivo del debate anual de la Asamblea General de Naciones Unidas.