Yemen: Gobierno y rebeldes firman acuerdo de paz

Autoridades del gobierno yemení y rebeldes chiíes suscribieron el domingo un acuerdo de paz después de varios días de violencia en los que más de 140 personas perdieron la vida y miles huyeron de sus viviendas, según la prensa estatal, aunque los logros importantes que la insurgencia había conseguido horas antes aumentaron la sensación de incertidumbre en el país.

El acuerdo prevé un alto el fuego inmediato y la formación de un gobierno de tecnócratas 30 días después de un mes de consultas con todos los partidos políticos, dijo un enviado de Naciones Unidas en conferencia de prensa conjunta con el presidente Abed Rabbo Mansur Hadi en la capital, Saná.

"El jefe del gobierno podría no pertenecer a ningún grupo político", expresó Jamal Benomer, al leer el documento, que también prevé la reestructuración de las fuerzas de seguridad después de consultas con las fuerzas políticas.

Horas antes, la prensa estatal había difundido la renuncia del primer ministro, pero la oficina del presidente la desmintió y aclaró que no había recibido documento alguno en ese sentido.

La información contradictoria ocurrió en momentos en que los rebeldes, llamados hawthis, capturaron numerosas instalaciones de importancia estratégica en Saná, como el Ministerio de Defensa, el Banco Central, una base militar y la Universidad Imán, dijeron autoridades castrenses y de seguridad.

Un funcionario del Ministerio de Defensa dijo después que la situación era "normal y estable" y que la instalación no fue atacada.

Los hawthis han derrotado en los últimos meses a sus enemigos islamistas en diversos combates al norte de Saná y en los últimos días consolidaron y ampliaron su control de zonas al norte de la capital.

Los enemigos de los hawthis han sido ordinariamente combatientes islamitas suníes aliados del gobierno o el partido fundamentalista Islah. Los hawthis exigen un cambio de gobierno y tener lo que describen como una participación justa en el poder.

En muchos casos, las autoridades afirman que los rebeldes han entregado las instalaciones capturadas a la policía militar o a comités populares que incluyen a hawthis y habitantes locales a fin de que las protejan de cualquier saqueo.

El lunes en la tarde, la agencia noticiosa oficial SABA anunció la renuncia de Mohammed Salem Bassindwa sin facilitar detalles. Según un despacho posterior de la agencia, la oficina del presidente dijo que Salem Bassindwa no había presentado ninguna dimisión.

___

El reportero Merrit Kennedy contribuyó a este despacho desde El Cairo, Egipto.