Reporte: Renuncia el primer ministro de Yemen

El primer ministro de Yemen renunció el sábado, reportó la agencia estatal de noticias, luego de días de violencia que dejaron más de 140 muertos e hizo que miles huyeran de sus casas.

La agencia oficial de noticias SABA no dio detalles de la decisión de Mohammed Salem Bassindwa y tampoco estaba claro si su renuncia fue aceptada por el presidente.

Bassindwa asumió el cargo después de que el presidente Alí Abdulá Salé se vio obligado a renunciar en 2012. Ha estado en el cargo desde febrero de 2012 y desde entonces ha sido blanco de fuertes críticas por su incapacidad para lidiar con los problemas del país.

Su renuncia se conoce mientras chiíes rebeldes, conocidos como hawthis, tomaron el control de una base militar clave y la Universidad Imán el domingo en la tarde en la capital Saná, de acuerdo con fuentes militares. La universidad era vista como un bastión de los sunníes de línea dura, además de ser un centro de reclutamiento de milicianos.

Las fuentes hablaron con la condición del anonimato por no estar autorizados a dar información a los reporteros. Tampoco hubo información oficial sobre la cifra de víctimas por la violencia del domingo.

Los rebeldes hawthis capturaron el sábado el edificio de la televisora estatal.

Los hawthis buscan un cambio de gobierno y lo que ven como una forma justa de compartir el poder.

El Ministerio de Defensa y el mando militar yemeníes emitieron un comunicado conjunto donde piden a las unidades militares en Saná y áreas cercanas permanecer en sus puestos, estar en alerta máxima y proteger sus armas y equipo.

El sábado, el enviado de la ONU en Yemen, Jamal Benomar, declaró que ya se había logrado un acuerdo para poner fin a la violencia y que estaban en los preparativos para firmar el pacto.