Crece el gran incendio en el norte de California

Casi 3.000 personas seguían el domingo sin poder volver a sus casas por un incendio forestal en el norte de California, mientras los equipos de extinción trataban de determinar cuántas estructuras se habían perdido en las llamas, indicaron las autoridades.

Aunque se ha confirmado que varias estructuras se vieron dañadas o destruidas en el incendio King, hasta ahora lo peligroso de la situación ha impedido a las autoridades determinar el número exacto o cuántas de ellas eran casas, explicó el portavoz de bomberos Mike McMillian.

El incendio, situado unas 60 millas (96 kilómetros) al este de Sacramento, creció el sábado hasta abarcar más de 128 millas cuadradas (331 kilómetros cuadrados) y las tormentas eléctricas que están formando en la zona podrían ayudar o complicar la lucha contra el fuego con humedad o viento, según las autoridades.

Las llamas comenzaron hace una semana, y un hombre acusado de provocarlo está detenido bajo fianza de 10 millones de dólares. El incendio está contenido sólo en un 10 por ciento.

Más de 5.000 bomberos procedentes de lugares tan distantes como Florida o Alaska están ayudando a los equipos de California a combatir con un fuego que ha consumido no sólo zonas de hierba y arbustos, sino también madera muy seca.

"Eso es lo que hace difícil un ataque directo", señaló McMillian. "El principal combustible que está quemando son árboles altos. Estamos haciendo algunos progresos, pero es lento en algunas zonas mientras intentamos construir más líneas de control y contingencia".

Unos 100 evacuados han podido regresar a sus hogares, pero otros 2.700 siguen sujetos a órdenes de evacuación, indicó Cal Fire en un comunicado.

También es motivo de preocupación la posibilidad de ráfagas de viento de hasta 30 millas por hora (44 kilómetros por hora) que puedan aventar el fuego, que se ha extendido de norte a sur, dijo la portavoz del organismo estatal de lucha contra el fuego, Lynne Tolmachoff.

"Eso podría abrir toda una nueva zona para que queme", dijo.

El fuego se ha extendido al Bosque Nacional de Tahoe, al noroeste del lago Tahoe, dijo McMillian. Además, amenaza una estación clave de investigación de la Universidad de California, Berkeley.

Por otro lado, un incendio forestal en la localidad de Weed, cerca de la frontera con Oregón, estaba contenido por completo el sábado tras calcinar 479 acres (193 hectáreas) y destruir 143 viviendas. Otro incendio que ha destruido 37 viviendas cerca del Parque Nacional de Yosemite estaba contenido en un 93 por ciento.