EEUU: Piden condena para hombre que mató a perro

Dueños de perro de raza corgi de todo Estados Unidos se han aliado ante la muerte de una mascota en el estado Washington, y han pedido las penalidades más severas para el hombre acusado de matar a Molly, un corgi galés de Pembroke.

Una página en Facebook llamada "Justicia para Molly, la corgi" tenía el sábado casi 5.000 seguidores. Los dueños de ese tipo de perro están liderando una campaña de cartas a la fiscalía del condado Whatcom en la que imploran que imponga la sentencia más severa posible a David William Latham, de 55 años.

"Al escribir las cartas, pida la pena más fuerte para este caso, pero SEA RESPETUOSO", indica una entrada en Facebook.

Una familia de Nueva Hampshire, cuya perra acaba de tener crías, ofreció conducir desde tan lejos para entregar un corgi a la familia de Bellingham, integrada por Cary Chunyk y Loyce Andrews, reporta el diario Bellingham Herald (http://bit.ly/1mrpxAJ).

Latham fue acusado el viernes de un cargo de crueldad contra los animales en primer grado y dos delitos menores: mostrar un arma y entrar sin autorización a espacios privados.

El 13 de septiembre, a Latham le molestaban mucho los ladridos de un perro, así que se armó con un fusil, cruzó la calle, apuntó por encima de una cerca y la disparó a Molly frente a sus dueños. Pero resulta que Molly no era el perro que ladraba, afirman documentos del encausamiento.

Después de balear a Molly en el pecho, Chunyk le gritó a Latham, pero se retiró cuando el hombre alzó los dos brazos, el fusil en uno de ellos.

En el caos ocurrido inmediatamente después de los hechos, las autoridades dijeron a la pareja que se quedara dentro de la casa hasta que arrestaran al agresor. Así que envolvieron a Molly en varias toallas. Molly falleció desangrada media hora después.

El veterinario del Condado Whatcom que realizó la autopsia dijo que Molly probablemente sintió mucho dolor.

La policía indicó que Latham "parecía bastante ebrio y tenía un fuerte olor a alcohol en el aliento", según los cargos. Los agentes recuperaron nueve armas en su casa.