Ideólogo yihadista pide liberar a rehén británico

Un reconocido ideólogo yihadista instó el sábado al grupo Estado Islámico a liberar al británico Alan Henning, argumentando que el Islam prohíbe dañar los no musulmanes que trabajan con los organismos de socorro.

Abu Mohammed al-Maqdisi, quien fue liberado por Jordania en junio tras cumplir una condena de cinco años por cargos de terrorismo, dijo en un comunicado publicado en su página web que los no musulmanes que ayudan a musulmanes necesitados deben ser protegidos.

El Estado Islámico ha publicado vídeos espeluznantes que muestran la decapitación de dos periodistas estadounidenses y un voluntario británico. La organización extremista amenaza con asesinar a Henning, un ex taxista que fue capturado en diciembre poco después de cruzar a Siria desde Turquía en un convoy de ayuda, en represalia por la acción militar de Estados Unidos y Europa contra el grupo.

También conocido como Essam al-Barqawi, al-Maqdisi fue el mentor de Abu Musab al-Zarqawi, el líder de al-Qaida en Irak, quien fue asesinado en un ataque aéreo estadounidense en 2006 .

Al-Maqdisi dijo que Henning trabajó con una organización de caridad dirigida por musulmanes que envió varios convoyes de ayuda para ayudar al pueblo sirio. "¿Es razonable que su recompensa sea ser secuestrado y sacrificado?... Él debe ser recompensado con agradecimiento".

"Hacemos un llamado al Estado Islámico para liberar a este hombre y otros empleados del grupo de ayuda que entran en la tierra de los musulmanes con una garantía de protección... de acuerdo con la ley islámica", dijo, añadiendo que "hay que evitar que la imagen de la ley islámica Shariah se vea desfigurada".

Al-Maqdisi también criticó al grupo por atacar a compañeros musulmanes en Irak y Siria, donde ha establecido un califato arrebatando territorio a las fuerzas sirias e iraquíes, así como a los rebeldes sirios que luchan por derrocar al presidente Bashar Assad.

El Estado Islámico tiene sus raíces en la filial iraquí de al-Qaida, pero fue expulsado de la red terrorista por sus brutales tácticas y negativa a limitar sus actividades a Irak.