OEA aprueba resolución sobre política antidrogas

Los países del hemisferio occidental que participan en la 46ta asamblea extraordinaria de la OEA sobre el tema de las drogas ilegales aprobaron el viernes por unanimidad un pronunciamiento en el que subrayan la importancia de la cooperación continental para hacer frente al problema mundial de los estupefacientes.

La resolución reconoce la necesidad de que los Estados consideren "revisar periódicamente las políticas sobre drogas adoptadas, con el objeto que éstas sean integrales y centradas en el bienestar de la persona para hacer frente a sus retos nacionales, y evaluar su impacto y efectividad".

José Miguel Insulza, Secretario General de OEA, dijo sentirse satisfecho de la aprobación de la resolución y de los resultados de la asamblea.

Por su parte, el presidente guatemalteco Otto Pérez Molina, que asistió a la clausura de la asamblea, dijo que "no tenemos que estar circunscritos a una línea y los países no tengamos las capacidades de movernos", en referencia a la flexibilidad de la convenciones sobre el combate a las drogas y las acciones que los países puedan tomar en forma individual y en base a su soberanía.

El viernes, 32 representantes de los 34 países miembros de la OEA se reunieron en la ciudad de Guatemala para discutir y alcanzar un consenso regional sobre el combate a las drogas y llevar el mismo a la Asamblea de Naciones Unidas de 2016.

El documento aprobado alienta a los Estados a "desarrollar o adoptar políticas y programas con un enfoque integral; a fortalecer programas de desarrollo integral con inclusión social; a considerar programas y acciones que atiendan las necesidades de las víctimas de la violencia y de la delincuencia", dice el comunicado de prensa de la organización.

El documento titulado: "Reflexiones y lineamientos para formular y dar seguimiento a las políticas integrales frente al problema mundial de las drogas en las Américas", propone desarrollar respuestas a los nuevos retos del problema mundial de las drogas "que prevengan los costos sociales o contribuyan a su reducción, y cuando corresponda, revisar el abordaje de enfoques tradicionales y considerar el desarrollo de nuevos enfoques, basados ambos en evidencia y conocimiento científico".

La resolución hace un llamado a promover, según las leyes de cada país, alternativas al encarcelamiento para usuarios de drogas, así como al intercambio de información, conocimiento y evidencia científica de resultados sobre la implementación de nuevas políticas y control de sustancias ilícitas.

La declaración de la asamblea hizo un llamado sobre la necesidad de continuar reduciendo los niveles de impunidad de los grupos delincuenciales organizados, entre otras cosas impidiéndoles el acceso a sistemas financieros y al patrimonio ilícito, mediante la implementación de los Estándares Internacionales sobre la Lucha contra el Lavado de Activos, el Financiamiento del Terrorismo y la Proliferación emitidos por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y las Recomendaciones del Grupo de Expertos de la CICAD para el Control del Lavado de Activos.