NY: Hispanos no saben de indemnización

Mientras las autoridades neoyorquinas anunciaban el jueves que han reforzado sus leyes contra el fraude migratorio, varios grupos de ayuda pedían a hispanos locales estafados por dos grandes organizaciones que recojan su dinero: 2,2 millones de dólares.

Sin embargo, sólo unos 1.200 inmigrantes han reclamado sus fondos hasta ahora.

"La gente no sabe de esto", dijo a The Associated Press Camille Mackler, una abogada de inmigración que intenta dispersar la noticia.

Unas 18.000 personas habían sido o estaban siendo ayudadas por la International Immigrants Foundation y la International Professional Association cuando estas dos organizaciones fueron acusadas por las autoridades de estafar a inmigrantes. El estado de Nueva York ha reunido los 2,2 millones de dólares para indemnizarlas, pero pocos han llenado la solicitud para ser recompensados, dijeron representantes de la Coalición de Inmigrantes de Nueva York.

María Mejía, una hondureña de 54 años, pagó cientos de dólares a la International Immigrants Foundation pero la organización nunca la ayudó a obtener una tarjeta de residencia permanente. Mejía es una de las inmigrantes que recientemente pidió su indemnización.

"Ellos no sabían lo que estaban haciendo pero nosotros siempre teníamos que pagar y pagar", dijo Mejía a AP.

Un 90% de los afectados por la estafa son inmigrantes latinoamericanos, dijeron los representantes de la Coalición de Inmigrantes de Nueva York. Tan sólo se puede solicitar el dinero hasta el 23 de octubre. Las indemnizaciones se distribuirán varias semanas o meses después de esa fecha. 

Por otro lado, funcionarios estatales anunciaron el jueves en Nueva York nuevas medidas para combatir el fraude migratorio, que en los últimos años se ha convertido en un problema grave para las autoridades. El fraude es cometido por organizaciones sin ánimo de lucro o abogados que no están autorizados para ejercer derecho migratorio pero que aún así prometen a inmigrantes que les conseguirán visados, tarjetas de residencia o la ciudadanía estadounidense, a cambio de cientos de dólares.

El gobernador del estado, Andrew Cuomo, ha aprobado una nueva ley que convierte el fraude migratorio en delito grave. Los que lo cometen pueden recibir sentencias de hasta un año en prisión. Las multas a pagar también han sido aumentadas.

Además del lanzamiento de campañas publicitarias advirtiendo sobre este tipo de estafas, el estado ha aumentado los recursos de un servicio telefónico, operado por el grupo Caridades Católicas, de la arquidiócesis de Nueva York, y que sirve para reportar fraude migratorio, entre otros delitos. Las autoridades estatales dijeron en conferencia de prensa en Manhattan que también facilitarán que agencias que ayudan a inmigrantes se acrediten para ofrecer servicios migratorios.

"La nueva ley cambia las cosas. Ahora si uno miente a inmigrantes y les roba el dinero será castigado con todo el peso de la ley", dijo César Perales, secretario de estado de Nueva York. 

Los hispanos que fueron víctimas de estafas de la International Immigrants  Foundation o la International Professional Association deberían contactar con la Coalición de Inmigrantes de Nueva York (New York Immigrants Coalition) o el New York Legal Assistance Group para solicitar su indemnización.

__________

Claudia Torrens esta en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens