Conferencia vota contra caza de ballenas japonesa

Una conferencia internacional de balleneros votó el jueves contra los controvertidos planes de Japón de reanudar la caza de ballenas en la Antártida el año próximo, pero los japoneses dijeron que lo harán de todas maneras.

Una resolución aprobada por la Comisión Internacional de Balleneros en Portoroz, Eslovenia, dijo que Japón debería acatar el fallo de la Corte Internacional de Justicia, de que su actividad es ilegal porque no lo hace con fines de investigación.

Apenas se aprobó la resolución por 35 votos contra 20, Japón anunció que lanzará un nuevo programa de "investigación" para reanudar la caza en la Antártida en 2015. La ONU dijo que la caza "científica" es lícita bajo condiciones muy estrictas que Japón dijo que cumplirá.

"Presentaremos y someteremos un nuevo plan de investigaciones en el Océano Antártico para realizar actividades de investigación a partir de 2015", dijo Joji Morishita, jefe de la delegación japonesa. "Todas estas actividades son perfectamente acordes con el derecho internacional, la fundamentación científica y el fallo de la CIJ".

La aprobación del comité científico de la comisión no es obligatoria, pero la reanudación de la caza de ballenas en la Antártida sin la autorización del organismo probablemente será vigilada con atención. Buques japoneses atraparon 252 rorcuales de Minke en los océanos australes en 2013, de acuerdo con la comisión.