Tres millones de niños sirios no van a la escuela

Casi tres millones de niños sirios no van a la escuela debido a la guerra en su país, denunció el jueves una organización internacional de ayuda infantil, mientras el conflicto amenaza con negar la educación a una generación entera.

La guerra civil ha dejado al menos 190.000 muertos, ha obligado a más de 3 millones a buscar refugio y a otros 6 millones más a desplazarse dentro de su país. El reporte de la organización británica Save the Children muestra el devastador impacto del conflicto --que comenzó en marzo de 2011-- ha tenido en la educación y el futuro de una generación de jóvenes sirios.

Save the Children informó que cientos de miles de niños desplazados tienen dificultades para inscribirse a las escuelas de los países que los han recibido y en la misma Siria. Mientras, sólo la mitad de los 1,5 millones de niños refugiados acuden a la escuela, agregó la organización citando varias razones que incluyen cuotas escolares prohibitivas y la necesidad de que los menores trabajen para que sus familias puedan sobrevivir.

Países como Egipto demandan una serie de papeles oficiales que la mayoría de refugiados no tiene. En Líbano simplemente no hay espacio en muchas escuelas, las cuales se han visto desbordadas por el enorme número de niños refugiados. Casi 80% de los niños sirios refugiados en Líbano no acuden al colegio, según el reporte.

Dentro de Siria, el reporte calculó que 3.465 escuelas, o una quinta parte de los centros educativos del país, fueron destruidas o dañadas, o se usan con fines bélicos, agrega el informe.

"Es absolutamente vergonzoso que la obligación de proteger las escuelas no sea respetada en este conflicto, poniendo en peligro la vida de niños inocentes", dijo el director regional de la organización, Roger Hearn.