Revocan arresto domiciliar a expresidente Flores

Una cámara judicial revocó el jueves el arresto domiciliar del que gozaba el expresidente salvadoreño Francisco Flores, acusado de malversación de fondos públicos y enriquecimiento ilícito por unos 15 millones de dólares.

El oficial de comunicaciones de los tribunales judiciales, Ulises Marinero, informó a The Associated Press que la decisión fue tomada por los magistrados Carlos Sánchez y Guillermo Arévalo Domínguez de la Cámara Primero de lo Penal y que ésta deberá ser notificada al juez de instrucción, Levis Italmir Orellana, en "los tres días hábiles para su cumplimiento".

Después de ser notificado, el juez tiene tres días para cumplir la resolución y poner al exmandatario a la orden de la Dirección de Centros Penales que decidirá si lo envía a dependencias de la policía o a una de las 19 cárceles del país.

Marinero explicó que a más tardar el viernes, la Cámara deberá notificar la resolución a la Fiscalía General de la República, a los abogados querellantes, los abogados defensores y al juzgado.

El juez Orellana había ordenado que el expresidente, de 54 años, fuera puesto bajo arresto domiciliar luego de que se presentara sorpresivamente en los tribunales para responder a las acusaciones en su contra tras estar prófugo durante cinco meses.

La audiencia inicial contra el exmandatario ha sido programada para noviembre.

Tanto la Fiscalía como los abogados querellantes rechazaron la decisión del juez y apelaron ante el tribunal superior que terminó anulando la decisión.

"Estamos listos desde hace ratos para tener en bartolinas al expresidente Flores. Estará mejor que en su casa", por razones de seguridad, manifestó el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara.

El abogado defensor, Luis Edgardo Morales Joya declaró a los periodistas que está a la espera de la notificación y confirmó que el exmandatario podría ser enviado a los calabozos de la División Antinarcóticos de la Policía Nacional Civil.

Flores permanece "bajo arresto" en su casa en la colonia San Benito, una lujosa zona residencial, donde es custodiado por fuerzas especiales de la policía.

El exmandatario está acusado de peculado por 5,3 millones de dólares y de enriquecimiento ilícito por otros 10 millones de dólares provenientes de donaciones del gobierno de Taiwán. Además ha sido acusado de desobediencia por no haberse presentado a una cita de una comisión especial de la Asamblea Legislativa que investigaba el destino de la millonaria donación taiwanesa.

La investigación sobre Flores se inició luego de conocerse un reporte de operaciones sospechosas detectadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos que ingresó a la Fiscalía General el 23 de septiembre de 2013, el cual fue divulgado por su detractor el ahora ex presidente Mauricio Funes.

Al exmandatario también le embargaron bienes inmuebles, entre ellos propiedades no identificadas, vehículos, varias lanchas y cuentas bancarias

Flores sostuvo ante la Comisión Especial de la Asamblea Legislativa que toda la ayuda que recibió durante su mandato fue entregada a los beneficiarios, negó que haya depositado cheques de la ayuda de Taiwán en cuentas bancarias y dijo que "jamás existió o ha existido beneficio personal de ningún tipo en el manejo de las cuentas de Taiwán". No dio nombres de personas o instituciones a las que se les haya entregado la ayuda taiwanesa.