Panamá invita a Cuba a la Cumbre de las Américas

La vicepresidenta panameña Isabel de Saint Malo confirmó el jueves la decisión de su país de invitar a Cuba a la Cumbre de las Américas, iniciativa que el gobierno cubano aceptó, por lo que será la primera vez en la historia que la isla caribeña asistirá a esa cita continental.

En declaraciones al descender del avión el jueves, Saint Malo --quien también se desempeña como vicepresidenta de su país-- dijo que "Cuba, igual que el resto de los países de la región, estará invitada" a la Cumbre prevista para abril de 2015 en Panamá.

"A finales de año (Panamá) estará presentando las invitaciones formales y claro que sí, Cuba también estará invitada", afirmó.

Por la tarde, el presidente Raúl Castro recibió a Saint Malo, según imágenes difundidas en el noticiero de la televisión cubana. El locutor informó que "la vicepresidenta expresó el interés de su país y su gobierno en contar con la presencia de Cuba en la séptima Cumbre de las Américas que se celebrará el próximo año en su país, invitación que fue acogida positivamente por el presidente cubano".

A comienzos del presente mes Saint Malo realizó una visita a Washington para hablar de la celebración de la Cumbre de las Américas y se reunió con el secretario de Estado John Kerry. Un mes antes, en agosto, la vicepresidenta panameña anunció que su gobierno tenía previsto invitar a Cuba a la reunión continental.

La Organización de los Estados Americanos organiza la Cumbre de las Américas cada tres años desde 1994. La primera fue en Miami y la más reciente se llevó a cabo en Colombia en 2012.

El organismo interamericano suspendió a Cuba en 1962 tras el triunfo de la revolución encabezada por Fidel Castro. En 2009 decidió cancelar esa suspensión, pero hasta la fecha el gobierno cubano no ha gestionado su reingreso.

En una visita a La Habana en víspera de la Cumbre de Cartagena del 2012, el presidente colombiano Juan Manuel Santos lamentó no poder hacerle una invitación a Cuba por ser este "un tema que requiere de un consenso, un consenso que infortunadamente no hemos logrado encontrar".

Funcionarios estadounidenses argumentaron en varias ocasiones que, como Cuba no cumple con los estándares de una verdadera democracia, no puede asistir a esa cumbre. A raíz de la visita de Saint Malo a Washington, la portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki reiteró la posición estadounidense.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa no asistió a la cumbre hace tres años por considerar "inaceptable" acudir a "una reunión de la cual un país americano es intencional e injustificadamente relegado", según manifestó entonces. En aquel momento Cuba aseguró que nunca pidió ser invitada a la Cumbre, pero asistiría si la invitan.

El canciller cubano Bruno Rodríguez, quien se reunió el jueves con Saint Malo poco después de la llegada de ésta a la isla, expresó que la visita de su homóloga panameña servirá para "impulsar las relaciones bilaterales", pero no hizo comentarios sobre la Cumbre de las Américas.