Investigan desaparición de alumna en Virginia

Los padres de una alumna de la Universidad de Virginia que desapareció dijeron el miércoles que temen que haya sido víctima de "juego sucio", al tiempo que la policía dio a conocer dos videos de vigilancia en los que la chica de 18 años camina junto a una taberna y, minutos después, corre al lado de una gasolinera.

Timothy Longo, jefe de la Policía de Charlottesville, dijo que los videos han sido extremadamente útiles en momentos que los investigadores intentan averiguar qué le pasó a Hannah E. Graham el sábado en la madrugada, pero indicó que la policía necesita tener noticias de alguien que pudiera tener alguna información sobre Graham, sin importar lo insignificante que parezca.

Sus amigos reportaron su desaparición el domingo. La última vez que tuvieron noticias sobre ella fue el sábado por la mañana, cuando le envió un mensaje de texto a un amigo tras salir de una fiesta para decirle que estaba perdida. La policía ha registrado infructuosamente un área amplia al noreste y el este de las instalaciones universitarias.

"Hannah es invaluable para nosotros y estamos destrozados por su desaparición", afirmaron sus padres, John y Susan Graham, en un comunicado dado a conocer durante una conferencia de prensa en el centro de Charlottesville. "Para nosotros es totalmente inusual no haber tenido noticias de ella, y tememos que haya habido juego sucio".

Longo dijo que la policía "no tiene ninguna evidencia sustancial" que respalde esos temores, a pesar del video que muestra a Graham corriendo. Hacia el final de las tomas vuelve a caminar, lo que según el funcionario policial indica que nadie la perseguía.

Dijo que la policía recibió aviso de que hay otro video de seguridad que la muestra corriendo posteriormente en el Centro Comercial del Centro, un lugar de tiendas y restaurantes ubicados a lo largo de siete cuadras que flanquean un bulevar amplio pavimentado con ladrillos, pero los investigadores aún no han visto ese video.

Los nuevos videos y una pista que dio un testigo impulsaron a la policía a recorrer el miércoles los negocios del centro. Un equipo de detectives fue de puerta en puerta con la esperanza de recuperar más videos de vigilancia, dijo el capitán de policía Gary Pleasants.

Graham, nacida en Inglaterra pero radicada en Virginia desde los 5 años, mide 1,79 metros (cinco pies y 11 pulgadas) de estatura, tiene ojos azules, cabello castaño claro y pecas.

La policía asignó una línea telefónica para recibir información sobre ella. El teléfono es 434-295-3851.