Triunfo mínimo del Barsa ante Apoel; la Roma golea

El Barcelona solventó con victoria su estreno en la actual Liga de Campeones el miércoles, pero ofreció poco más que un solitario gol de Gerard Piqué, que significó el triunfo por 1-0 ante el Apoel Nicosia, mientras que la Roma debutó en la Liga con un triunfo de 5-1 ante el CSKA Moscú luego de una ausencia de más de tres años.

Ni el astro Lionel Messi ni el brasileño Neymar brillaron en un partido desangelado del cuatro veces campeón de Europa, y el Barsa acabó sufriendo para llevarse los tres puntos de la liguilla ante el modesto visitante chipriota.

El Apoel no se antojaba rival para el equipo entrenado por Luis Enrique, que prescindió de titulares habituales como Jordi Alba, Sergio Busquets, Ivan Rakitic o el argentino Javier Macherano. Regresaron al once local veteranos como Xavi Hernández, y debutó a su lado Sergi Samper, uno de los siete canteranos titulares. Pero las dos grandes novedades fueron la inclusión del arquero Marc-André ter Stegen en lugar del chileno Claudio Bravo, titular hasta la fecha en la liga, y la presencia inicial de Neymar por primera vez esta temporada.

Suficiente potencial ofensivo como para finiquitar con solvencia al actual campeón de la liga chipriota, debieron pensar los cerca de 60.000 aficionados que acudieron al estadio Camp Nou; pero el equipo entrenado por Giorgos Donis se reveló un hueso duro de roer y tuvo que ser Piqué, uno de los nueve cambios respecto al equipo que ganó sábado al Athletic de Bilbao, quien decantara la balanza a los 28 minutos y a balón parado.

Eliminado en cuartos de final por el Atlético de Madrid, el Barsa empezó a toda marcha la pasada edición de la Champions, en que goleó en el primer partido al Ajax, 4-0 con triplete de Messi y el también argentino Gerardo Martino al timón.

Su relevo en la banca, Luis Enrique, gozó de otro debut exitoso un año después, aunque mucho más sufrido.

Bien parapetado atrás, el Apoel vendió cara su piel durante la primera hora de juego, dominada por el Barsa, aunque sin grandes ocasiones de gol. La mejor fue para Messi, quien forzó la estirada de Urko Pardo de tiro libre directo; Neymar, en jugada individual, se perfiló para la rosca con la diestra, pero apuntó fuera.

Ter Stegen, inédito toda la primera mitad, ejerció de privilegiado espectador del gol de Piqué, surgido de un tiro libre lanzado por Messi y cabeceado en el área chica por el central, anticipándose a la defensa chipriota.

Messi tuvo el segundo en dejada de Neymar, pero remató de primeras al cuerpo de Pardo. Tras el descanso, el brasileño tampoco acertó a conectar un balón filtrado por Xavi, y Ter Stegen sufrió su primer sobresalto, cuando el argentino Tomás De Vincenti empalmó un balón que tapó con el cuerpo Marc Bartra.

El Barsa, lento e impreciso en la reanudación, no finiquitaba el partido, y el Apoel se envalentonó en busca del empate, cada vez más a la vista, en especial tras un contragolpe de Gustavo Manduca que no encontró rematador.

El Barsa enfrentará en el próximo partido del grupo F al Paris Saint Germain dentro de dos semanas, cuando el Apoel reciba al Ajax.

Mientras que en Roma, el club local resolvió el duelo en media hora con goles del argentino Juan Iturbe a los seis minutos, doblete del marfileño Gervinho (10 y 31), del brasileño Maicón (20) y un autogol de Sergei Ignashevich (50).

Por un problema muscular, Iturbe debió ser sustituido a los 25 minutos por Alessandro Florenzi, en el partido jugado en el estadio Olímpico de la capital italiana.

La única ocasión de gol del equipo ruso en el primer tiempo fue a los 16 minutos con el jugador marfileño Seydou Doumbia que en un contrapiés, solo frente al portero romanista, Morgan De Sanctis, trastabilló increíblemente y no logró tirar.

A los 69, la segunda ocasión peligrosa con Doumbia, cuyo tiro se estrelló en el travesaño y a los 82 se produjo el gol del nigeriano Ahmed Musa.

En otros resultados, el Bayern venció 1-0 al Manchester City con gol de último minuto de Jerome Boateng; el Porto humilló 6-0 al BATE; el español Athletic de Bilbao empató sin goles con Shakhtar Donetsk; Ajax y PSG igualaron 1-1, con goles del danés Lasse Schöne y el uruguayo Edinson Cavani, respectivamente; con el mismo marcador terminaron los duelos Chelsea-Schalke y Maribor-Sporting de Portugal.