Oregon votará sobre licencias a inmigrantes

Durante un tiempo el año pasado Oregon estuvo en vías de conceder permisos de conducir a personas que vivían ilegalmente en el país, hasta que un pequeño grupo antiinmigración decidió utilizar la costumbre local de ir a referéndum para tratar de frenar la ley.

Oregonianos por la Reforma Migratoria reunió un poco más de las firmas necesarias - unas 150 más de lo exigido - para frenar la ley incluso antes de que el estado pudiese conceder el primer permiso, y exponer la medida a los votantes en noviembre.

Esta será la primera vez que votantes de cualquier estado puedan decidir sobre el tema de las licencias de conducción.

"La gente no puede escoger qué leyes quiere obedecer", dijo Jim Ludwick, fundador y presidente del grupo que cree que la inmigración, legal e ilegal, aumenta el desempleo, la delincuencia y la actividad terrorista.

Es difícil estimar la opinión de los votantes sobre la ley porque no ha habido sondeos sobre una medida que parece más propia de la conservadora Arizona que del progresista Oregon.

Las votaciones locales son normalmente más pequeñas y conservadoras, pero este año pueden atraer a más jóvenes y liberales porque en la votación hay medidas como la legalización de la marihuana y el etiquetado de alimentos genéticamente modificados.

La medida llega en un momento en que legisladores de todo el país han estado concediendo cada vez más privilegios a los inmigrantes mientras una reforma migratoria general fracasa en el Congreso - un cambio de tendencia después de una década de leyes contra la inmigración ilegal.

Oregon denegó la concesión de los permisos hace cinco años, pero revisó su decisión el año pasado uniéndose a otros siete estados que concedían este privilegio. El gobernador John Kitzhaber firmó la ley en una manifestación del Primero de Mayo en el Capitolio estatal ante unos 2.000 seguidores.