La moto de 'Easy Rider' saldrá a subasta

La moto personalizada de Capitán América que conducía Peter Fonda en la película "Easy Rider" se ha convertido en un símbolo de la contracultura de la década de 1960. Ahora, está a la venta.

La Harley-Davidson podría alcanzar un precio de entre 1 millón y 1,2 millones de dólares, según dijo a la Associated Press la casa de subastas Profiles in History. El remate se celebrará el 18 de octubre a través de Internet y en sus galerías en Calabasas, California.

El vendedor es Michael Eisenberg, un empresario de California que junto con Fonda y el co protagonista de "Easy Rider" Dennis Hopper, era copropietario de un restaurante temático de motocicletas en Los Ángeles. Eisenberg la compró el año pasado de Dan Haggerty, quizá más conocido por sus papeles en las películas y serie de televisión "Grizzly Adams", que estaba a cargo del mantenimiento de la moto durante el rodaje de la cinta en 1969.

La brillante moto, decorada con barras y estrellas, está acompañada de tres cartas de autenticidad. Una está firmada por el Museo Nacional de las Motocicletas, donde se expuso durante 12 años. Otra es de Fonda, y la tercera de Haggerty.

La motocicleta se diseñó a medida con la colaboración de Fonda, que insistió en que estuviera decorada con la bandera estadounidense.

"Easy Rider" es una clásico del cine de carretera, en el que dos moteros de pelo largo emprenden un viaje a través del país hacia Nueva Orleans en busca de libertad personal y dinero fácil.

Para la película se crearon cuatro motocicletas, pero sólo se sabe de una que haya sobrevivido. Se utilizó en la emblemática escena del choque en la que Fonda cae de la moto.

"Tres de las motocicletas fueron robadas, antes incluso de que se estrenara la película, en un indicio del poder abrumador que tenían estas motos", dijo Haggerty. "Nunca se recuperaron".

Al concluir el rodaje de la película, Hopper dijo a Haggerty que se quedara la motocicleta. El actor la utilizó a menudo, una experiencia que comparó con "Salir con Marilyn Monroe".

Eisenberg dijo que tiene previsto donar "una parte significativa" de los beneficios a la Asociación Humana Americana en homenaje a la implicación de Fonda con la organización.