EEUU considera envío de fuerzas terrestres a Irak

Los efectivos terrestres de Estados Unidos podrían ser necesarios para combatir a las fuerzas del Estado Islámico en el Medio Oriente si fracasa la actual estrategia del presidente Barack Obama, dijo el martes el principal jefe militar del país en momentos en que el Congreso debe examinar el plan del mandatario para ampliar los ataques aéreos y adiestrar a los rebeldes sirios.

Un portavoz de la Casa Blanca dijo de inmediato que el presidente "no" enviará fuerzas de combate, aunque el general Martin Dempsey aseguró que Obama le había dicho personalmente que habría un regreso a la región "tras un estudio particularizado de la situación" si hay un cambio en la coyuntura militar.

"Para ser claros, si llegamos a un punto en el que creo que nuestros asesores deben acompañar a los efectivos iraquíes en los ataques contra objetivos específicos del EIIL, eso será lo que yo recomiende al mandatario", declaró Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, en testimonio ante la Comisión de Servicios Armados del Senado.

Después, por exigencia del presidente de la Comisión, el senador Carl Levin, demócrata por Michigan, el general dijo que si la estrategia del mandatario no es suficiente para imponerse, él podría "recomendar al presidente el uso de fuerzas terrestres".

El testimonio de Dempsey puso de relieve el dilema que enfrentan muchos legisladores en el transcurso de las deliberaciones en la Cámara de Representantes para autorizar al Pentágono la ejecución de la estrategia que anunció la semana pasada el mandatario.

En Irak, Estados Unidos prosiguió el martes con su campaña militar ampliada y realizó dos ataques aéreos al noroeste de Irbil y tres al suroeste de Bagdad.

Los demócratas en Washington expresaron temor de que Estados Unidos pueda ser arrastrado inevitablemente a otra guerra después de Afganistán e Irak. "Debemos preguntarnos... si en verdad podemos hacer una revisión a fondo de estos grupos rebeldes más allá de sus filiaciones conocidas, y garantizar que no estamos armando a la próxima amenaza extremista para la región y el mundo", dijo el representante demócrata Pete Visclosky, de Indiana.

La misma pregunta surgió en la audiencia del senado y el secretario de Defensa, Chuck Hagel, dijo que Estados Unidos estará muy pendiente para garantizar que las armas no caigan en las manos equivocadas. "Hemos hecho grandes avances en nuestra" capacidad para revisar a la oposición moderada y Estados Unidos ha aprendido mucho al enviar asistencia no letal a los rebeldes, afirmó Dempsey.

Los republicanos en la Cámara de Representantes dijeron que les preocupaba la tibieza de la respuesta de Obama a la amenaza de los terroristas, quienes decapitaron a dos periodistas estadounidenses y se han apoderado de grandes porciones de terreno en Irak y Siria.

"Es suficientemente importante la lucha como es suficientemente importante la victoria", declaró el representante republicano Jack Kingston, de Georgia, uno de los primeros legisladores que abordó el tema durante la deliberación, que duró varias horas, según lo previsto.

____

Contribuyeron a este despacho la corresponsal de The Associated Press en la Casa Blanca, Julie Pace, así como los reporteros Lolita C. Baldor, Erica Werner, Alan Fram, Andrew Taylor y Bradley Klapper.