Rey Ricardo III murió luchando con bravura

El rey Ricardo III de Inglaterra pudo muy bien haber perdido su reino debido a un caballo.

El vilipendiado rey sufrió casi una docena de heridas en el campo de batalla, pero los golpes mortales fueron probablemente los sufrió después de que tuvo que abandonar su caballo, según un nuevo estudio.

Tras ser descubierto el esqueleto del rey del siglo XV bajo un estacionamiento en el centro de Inglaterra en 2012, científicos han realizado varios estudios, entre ellos un examen de su torcida columna vertebral que llevó a Shakespeare a calificarlo de jorobado. En la investigación más reciente, publicada el miércoles en la revista Lancet, científicos usaron estudios computarizados y otros métodos para analizar las lesiones en el esqueleto del rey.

"Ricardo probablemente sufrió mucho dolor al final", dijo Sarah Hainsworth, profesora de Ingeniería de Materiales de la Universidad de Leicester y una de las autoras del estudio. Señaló que lo más probable es que el rey fue atacado por varias personas después de bajarse de su caballo, que quedó atascado en un pantano.

El esqueleto de Ricardo mostró evidencia de 11 heridas de armas como dagas, espadas y una pértiga larga de metal con un hacha y gancho que se usaba para derribar a los caballeros montados. "Las batallas medievales eran sangrientas y brutales", señaló Hainsworth, agregando que una de las heridas en el cráneo mostró que una espada le había perforado la cabeza.

Las nueve heridas que sufrió Ricardo en la cabeza prueban que el rey de algún modo perdió o se quitó el casco durante la batalla en Bosworth, contra Enrique Tudor, el 22 de agosto de 1485. Fue el último monarca inglés que murió en batalla.

Pero incluso aunque las heridas fueran tratables, es muy poco probable que sus rivales hubieran mostrado clemencia por él, dijo Steven Gunn, profesor adjunto de Historia en la Universidad de Oxford, quien no participó en la investigación.

"Un ex rey vivo es simplemente una molestia", señaló.

Gunn agregó que era significativo que no hubo intentos por desfigurar a Ricardo. "Tener evidencia de que el Ricardo III está muerto es muy útil", indicó. "Uno no quiere que alguien ande por ahí más tarde asegurando que es el verdadero rey".

Hainsworth dijo que las heridas en el esqueleto de Ricardo coinciden con narraciones históricas en el sentido de que peleó hasta el final.

"Esto no nos dice nada sobre qué tipo de rey fue ni sobre la controversia que rodea a sus sobrinos", dijo, en referencia a los rumores de que Ricardo asesinó a sus dos sobrinos para proteger su trono. "Independientemente de lo que la gente piense de él, peleó con bravura hasta que murió".

___

En internet:

http://www.thelancet.com