Informe arroja sospechas sobre muerte Menem hijo

La defensa de la ex primera dama argentina Zulema Yoma presentará a la justicia una pericia según la cual el cadáver del hijo del expresidente Carlos Menem fue manipulado, lo que abonaría la sospecha de que el joven fue asesinado y que no murió en un accidente.

El abogado Juan Gabriel Labake señaló el martes al canal de cable Todo Noticias que en los próximos días enviará al juez Carlos Villafuerte Ruzo, quien investiga la muerte hace casi 20 años de Carlos Facundo Menem, un informe de un criminólogo y un médico legista que probaría que cuando se decidió hacer la necropsia del cadáver un año y tres meses después de la muerte del joven "muy de apuro, violaron el cajón, sacaron el cuerpo de Carlitos y pusieron otro cuerpo".

A ese cadáver "le habrían adosado la pierna izquierda y está tirada la dentadura sobre el cráneo, que son dos elementos (auténticos) de Carlitos", dijo el letrado.

Carlos Facundo Menem murió el 15 de marzo de 1995, a los 26 años, al caer a tierra el helicóptero que pilotaba en un campo en las afueras de San Nicolás, 240 kilómetros al noroeste de Buenos Aires. Con él viajaba el piloto de automovilismo Silvio Oltra, que también murió. Según las investigaciones, el helicóptero se precipitó porque chocó contra una línea de alta tensión.

Yoma denunció poco tiempo después del hecho que la investigación se desarrollaba de forma irregular y que su hijo había sido víctima de un atentado. El entonces presidente Menem (1989-1999) no acompañó los dichos de su exesposa pero recientemente se sumó como querellante a la causa y ha brindado testimonio ante el magistrado por escrito.

Según el informe que hará llegar el abogado al juez, en el cuerpo analizado en la necropsia la pierna derecha está enyesada. Labake recordó que el joven no tenía una bota de yeso cuando subió el helicóptero y que su historia clínica tampoco dio cuenta de ello.

También afirmó que se detectaron otras irregularidades como el hecho de que radiografías realizadas al cuerpo del joven cuando llegó al hospital muestran que la dentadura estaba completa y colocada en su lugar. "En fotos y radiografías tomadas un año después en la necropsia... la dentadura está partida en cuatro pedazos, le falta una parte, está fuera de su lugar", sostuvo.

"La impresión que tengo es que el cráneo (de esa necropsia) no es de Carlitos; la dentadura sí, la pierna izquierda sí... en cambio la pierna derecha no lo es porque Carlitos no tenía yeso en esa pierna cuando muere y aparece en el cajón un año después", señaló el abogado de Yoma.

Agregó que va a pedir algunas medidas probatorias al juez y que cuando "Zulema (Yoma) esté en condiciones físicas de que se haga una exhumación del cadáver ahí haremos el estudio de ADN en las piezas que nosotros pidamos".

En ese sentido señaló que el juez había ofrecido a su cliente un estudio genético hace tiempo sobre material que se extrajo en la necropsia. "Pero con todos estos antecedentes no podemos confiar en nada de lo que se haya hecho en esa necropsia", afirmó Labake.

Ese estudio fue realizado por más de 30 médicos y contó con dos jueces como testigos.

Yoma afirmó que su exmarido le confió a principios de 2014 que la muerte del joven había sido producto de un disparo que recibió en la cabeza cuando el helicóptero en que viajaba fue atacado a tiros, declaraciones que el magistrado tomó en cuenta para conocer el testimonio del expresidente.

El exmandatario, actual senador nacional del peronismo, está citado a ampliar el 23 de septiembre su declaración testimonial.