Atacante de Florida hizo lista de víctimas

Un ex empleado de una compañía de camiones de Florida que se puso a disparar el fin de semana dejó una nota escrita en la que enumeró a sus cuatro víctimas, dos de las cuales murieron, dijeron el lunes los investigadores.

Tres días de entrevistas con personas que conocieron a Hubert Allen Jr., de 72 años, no han arrojado un motivo que explique el tiroteo del sábado en torno a Pritchett Trucking Inc., dijo el teniente Lyn Williams, alguacil del condado Union. Sin embargo, Allen no eligió a sus víctimas al azar, afirmó el funcionario.

"En investigaciones adicionales se encontró una nota escrita a mano en la casa de Allen que reveló que se trató de un evento premeditado contra estas personas", según un comunicado de prensa. "La nota no reveló el motivo".

El reverendo Patrick Maxwell del Centro Cristiano Victory dijo que incluso los familiares de Allen desconocen por qué éste perpetró el ataque. La hija y los nietos de Allen son miembros de la iglesia de Maxwell, quien fue a su casa el día del tiroteo a consolarlos y aconsejarlos.

"Todos esperamos y rezamos para que surjan algunas respuestas, pero por desgracia la única persona que sabe ya no está con nosotros. Entró en la eternidad", dijo Maxwell.

Allen se dirigió el sábado a un lugar propiedad de su antiguo jefe, Marvin Pritchett, fundador de la empresa de transporte. Mató a tiros a su ex compañero de trabajo Rolando González Delgado, de 28 años, a las 9 de la mañana, y luego recorrió una corta distancia y mató a Pritchett, de 80 años, que fundó la compañía en 1980. En una época Allen fue considerado su principal ayudante.

Minutos más tarde, se detuvo donde otro ex compañero de trabajo conducía un tractor agrícola, intercambió palabras con él y disparó una escopeta, dijeron las autoridades. La víctima, Lewis Mabrey Jr., de 66 años, se encuentra en buen estado de salud.

Posteriormente Allen se trasladó a la sede de la compañía en Lake Butler y le disparó a David Griffis, de 44 años, en el estómago, dijo la oficina del alguacil. Griffis se encuentra en estado crítico.

Finalmente, Allen se suicidó en su casa, ubicada cerca de allí. La policía recuperó un fusil calibre .22, una escopeta calibre .410 y una pistola calibre .32 que no fue disparada.