Denuncian violencia contra indígenas en Colombia

La Defensoría del Pueblo lamentó el domingo el asesinato de un líder indígena y la desaparición de otro durante el fin de semana en una zona del Pacífico colombiano.

Hombres armados interceptaron el viernes un bote en el que viajaba Ernelio Pacheco Tunay a lo largo del río Nauca. Horas después su cadáver fue encontrado cerca de la comunidad indígena de Bacal del municipio Alto Baudó, departamento de Chocó, a unos 300 kilómetros al noroeste de Bogotá, según informó en su página de internet esta entidad del estado responsable de promover los derechos humanos en Colombia.

Pacheco era el presidente de la Organización Indígena del Chocó.

Según la Defensoría, en la víspera un grupo de desconocidos también interceptaron y secuestraron a Miguel Becheche Zarco, presidente de la Asociación de Cabildos Indígenas del alto Baudó.

Los hechos acontecen, explica la comunicación, previamente a una movilización social por la paz, llamada "Baudoseando", que se desarrollará desde el lunes 15 hasta el 17 de septiembre.

La movilización fue "convocada por diferentes organizaciones sociales y étnicos territoriales, con el fin de brindar acompañamiento a las comunidades indígenas y afrocolombianas de la Subregión del Baudó y visibilizar (hacer visible) ante las autoridades públicas la problemática de conflicto armado y derechos humanos en la región", señala la Defensoría.

En la zona operan comandos del rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) y grupos ilegales de derecha. Sus acciones han provocado el desplazamiento de más de 600 familias indígenas, especialmente de la comunidad Embera.